Jueves, 3 de Enero de 2008

El técnico del Zaragoza afronta la vuelta con optimismo y un equipo compacto

EFE ·03/01/2008 - 08:28h

EFE - El centrocampista del Zaragoza Gabriel Fernández (d), intenta arrebatar el balón al centrocampista del Pontevedra Francisco Rico Castro, durante el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Víctor Fernández, entrenador del Zaragoza, afronta con optimismo y un equipo compacto y sólido, el partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey frente al Pontevedra para remontar el 1-0 que recibió en el compromiso de ida.

No obstante, Fernández avisó de que "hay que estar preparados" para responder a un posible nuevo gol del rival que obligaría al club maño a marcar tres tantos.

"Sabemos lo que necesitamos" porque "veníamos con un resultado adverso y es complicado, pero el equipo me inspira mucha confianza. Se ha entrenado bien, con espíritu de rigor para el trabajo y alegría para conseguir el triunfo", apuntó el técnico.

Los jugadores lesionados, Cuartero, Generelo, César, Oscar y Matuzalem, se han entrenado aparte con el fin de adaptar el esfuerzo físico a las características de cada una de sus afecciones y ninguno de ellos ha sido convocado para hoy.

D'Alessandro aquejado de molestias de espalda, se queda fuera de la convocatoria, ya que la intención del técnico, advirtió, es la de llevar a los que "están en las mejores condiciones físico-técnicas".

Aunque reconoció que hay que ser "valiente" para acudir hoy a La Romareda por las inclemencias del tiempo, Víctor Fernández confía en que los aficionados acompañen a los jugadores que "necesitan el calor de su gente", así como que no se produzcan heladas para que el campo no esté en malas condiciones.

El Pontevedra, que parte con la ventaja del gol del argentino Víctor Ormazabal en Pasarón, buscará la sorpresa.

Al Pontevedra le vale el empate sin goles para alcanzar los octavos, pero aún así su técnico, Xabi Gracia, avisa de que su equipo no saldrá a defender y jugará "a ganar" como siempre.

"Viajamos a Zaragoza con mucha ilusión pero sin obsesionarnos con pasar la eliminatoria. Ahora tenemos más opciones que antes del partido de ida porque llevamos un resultado favorable, pero aún así ellos siguen siendo los favoritos" señaló Gracia.

Además, el equipo gallego llega al encuentro en el mejor momento de la temporada después de encadenar dos meses sin conocer la derrota, lo que le ha permitido ascender a la tercera plaza del grupo I de Segunda División B, a sólo dos puntos del liderato.

Gracia mantiene la duda del mediocentro Turiel, que sufre un fuerte proceso gripal aunque hoy se entrenó con el resto de sus compañeros. Además, no podrá contar con los lesionados Dumast, Organista y Charles.

Si finalmente se confirma la ausencia de Turiel, Gracia podría optar por cambiar el dibujo táctico y jugar con un doble pivote, formado por el argentino Ormazabal y Javi Rico, con tres volantes por delante.

Xavi Moré, que revolucionó el encuentro en la ida tras empezar en el banquillo, jugaría por la derecha, con Dani González como extremo izquierdo y Oscar Guimeráns realizando las funciones de enganche con la delantera, donde el brasileño Igor de Souza será la referencia ofensiva.

En el resto de posiciones, es fija la titularidad del meta Mikel Saizar, habitual en el torneo copero, pero existen dudas sobre quién ocupará los laterales en la defensa, aunque todo parece indicar que Duque estará en el costado derecho y Jonay Hernández en el izquierdo, completando la zaga la pareja de centrales Sergio Castaño-Alejandro Vázquez.

Alineaciones probables:

Zaragoza: César; Diogo, Sergio Fernández, Ayala, Juanfran; Sergio García, Zapater, Celades, Luccin u Oscar; Diego Milito y Oliveira.

Pontevedra: Saizar; Duque, Castaño, Vázquez, Jonay Hernández; Víctor Ormazabal, Fran Rico; Moré, Oscar Guimeráns, Dani González; y Igor de Souza.

Arbitro: Rubinos Pérez (Comité Madrileño).

Estadio: La Romareda.