Archivo de Público
Lunes, 16 de Agosto de 2010

DATOS-Riesgos para la salud ante las inundaciones en Pakistán

Reuters ·16/08/2010 - 14:01h

Las peores inundaciones registradas en décadas en Pakistán dejaron a millones de personas sin agua potable, alimentos y hogar.

Naciones Unidas reportó el primer caso de cólera y advirtió del peligro de otras enfermedades causadas por el consumo de agua no potable, incluida la fiebre tifoidea, la shigelosis y la hepatitis, además de condiciones transmitidas por vectores, como la malaria y el dengue.

Agencias de ayuda, como Save the Children, ya han registrado casos de neumonía, diarrea y malaria.

Aquí se presentan detalles de algunas de estas enfermedades:

COLERA

El cólera es una enfermedad aguda que provoca diarrea y deshidratación severa y que puede causar la muerte en horas si no es atendida a tiempo. Hasta el 80 por ciento de los casos pueden tratarse con éxito con sales de rehidratación oral.

El agua segura y la salubridad son cruciales para reducir el impacto del cólera y otras dolencias transmitidas por el agua.

Podría considerarse la vacunación contra el cólera, pero el protocolo de dos dosis sería un gran desafío logístico.

FIEBRE TIFOIDEA

Se trata de una enfermedad bacteriana causada por la Salmonella typhi, que se transmite por la ingesta de alimentos o bebidas contaminadas por las heces u orina de personas infectadas.

Los síntomas son fiebre alta, malestar, dolor de cabeza, constipación o diarrea, manchas rosadas en el pecho y agrandamiento del bazo y del hígado.

La condición puede tratarse con antibióticos, aunque está expandida la resistencia a los más comunes. Los portadores sanos no deberían manipular alimentos.

HEPATITIS A y E

Los virus de la hepatitis A y E se encuentran en las heces de las personas infectadas y el contagio se produce por el consumo de agua o alimentos contaminados por ellas. La expansión es mucho mayor en malas condiciones sanitarias.

No existe tratamiento y la terapia sólo puede ser de apoyo y apuntar a mantener al enfermo confortable y asegurar su correcta nutrición.

MALARIA Y DENGUE

Estas enfermedades transmitidas por mosquitos proliferan durante las inundaciones debido a un incremento repentino de los criaderos de los insectos.

El tratamiento temprano es vital en el caso de la malaria, que pone en riesgo particularmente a los chicos y a las mujeres embarazadas debido a que sus sistemas inmunológicos son más débiles. El mejor tratamiento disponible es la terapia combinada en base a artemisinina.

A diferencia de la malaria, no existe terapia disponible para el dengue, por lo que el diagnóstico temprano y el manejo clínico cauteloso resultan cruciales para salvar vidas.

LEPTOSPIROSIS

La bacteria leptospira spp. se encuentra en una serie de animales tanto salvajes como domésticos, incluidos los roedores, los perros, el ganado vacuno, los cerdos y los caballos.

Los brotes se producen debido al hacinamiento de roedores y seres humanos, y las personas se contagian por el contacto directo con la orina de animales infectados o con un ambiente contaminado por ella, como el agua estancada, el suelo o las plantas.

La bacteria ingresa al organismo a través de cortes o raspaduras en la piel y mediante las membranas mucosas de los ojos, la nariz y la boca. Los casos podrían aumentar en temporada de lluvias e incluso alcanzar niveles epidémicos en caso de inundaciones.

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)