Archivo de Público
Miércoles, 11 de Agosto de 2010

Disminuyen infecciones hospitalarias con "superbacteria" SARM

Reuters ·11/08/2010 - 17:50h

Por Frederik Joelving

El microbio resistente a los antibióticos denominado SARM estaría disminuyendo su actividad luego de recorrer hospitales durante años, afirmó un equipo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Los datos de la vigilancia epidemiológica realizada entre el 2005 y el 2008 en nueve áreas metropolitanas mostraron una diminución del 28 por ciento en las infecciones graves por SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina) adquiridas en hospitales.

"Estos datos son alentadores", dijo el doctor Alexander Kallen, de los CDC, y cuyo estudio aparece publicado en Journal of the American Medical Association.

Aunque los datos no son representativos del país, dijo que respaldan estudios previos y son "una muy buena evidencia de que las infecciones por SARM están disminuyendo".

Las cepas del Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, un antibiótico similar a la penicilina, se descubrieron en el Reino Unido en 1960. Desde entonces, esta superbacteria resistente a varios medicamentos aumentó su actividad y se volvió un problema mundial.

En el 2005, el SARM afectó a casi 95.000 estadounidenses, de los cuales más de 18.500 murieron.

Los autores del nuevo estudio, con datos de casi 15 millones de personas de nueve zonas metropolitanas, se concentraron en las infecciones en las que la bacteria había invadido una parte estéril del cuerpo, como la sangre o las articulaciones.

Más de tres cuartos de los 21.500 casos identificados fueron en personas hospitalizadas o que acababan de estar en contacto con el sistema de salud. Kallen dijo que la cantidad de pacientes que habían adquirido la bacteria fuera de un hospital era demasiado pequeña como para obtener buena información.

En los cuatro años de estudio, las infecciones graves por SARM en pacientes hospitalizados disminuyeron un 9 por ciento por año, de una cifra inicial uno de cada 10.000 pacientes. En las personas no hospitalizadas, esa cifra cayó casi un 9 por ciento anual.

"Son buenas noticias", dijo el doctor Daniel J. Diekema, experto en enfermedades infecciosas de la University of Iowa.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, online 10 de agosto del 2010