Archivo de Público
Miércoles, 11 de Agosto de 2010

Exposición prenatal a tabaco genera mala respuesta fármacos asma

Reuters ·11/08/2010 - 17:28h

Por Amy Norton

Varios estudios habían demostrado que los hijos de mujeres que fuman en el embarazo corren alto riesgo de padecer asma. Ahora, una investigación sugiere que a esos bebés también les harían menos efecto los esteroides inhalables para evitar los ataques asmáticos.

El estudio, sobre más de 1.000 niños de 5 a 12 años con asma leve a moderada, reveló que aquellos que habían estado expuestos al humo de tabaco durante la gestación tenían menor respuesta al corticoide inhalable budesonida (Pulmicort) que los chicos sin exposición al cigarrillo.

Ambos grupos mejoraron con el medicamento, pero los niños que habían padecido el humo de tabaco durante la gestación tenían un 26 por ciento menos "respuesta en las vías aéreas".

Esa respuesta se mide según una "reacción exagerada" de las vías aéreas que, en la personas asmáticas, aparece ante una pequeña cantidad de una sustancia irritante normalmente benigna, como el polen o el pelo de un animal.

Los esteroides inhalables son el eje del tratamiento del asma; previenen los ataques de tos, las sibilancias y la disnea. Los médicos evalúan la respuesta aérea para conocer si un paciente responde bien a los esteroides inhalables.

En el nuevo estudio, los niños que habían padecido la exposición prenatal al tabaquismo materno tuvieron una respuesta aérea baja o nula luego de iniciar el tratamiento con budesonida, señaló el doctor Benjamin A. Raby, del Brigham and Women's Hospital de Boston.

Por el momento se desconoce el alcance total de estos resultados.

El equipo no contó con información sobre si los niños que habían estado expuestos al tabaquismo materno durante la gestación tenían tasas más altas de ataques de asma o consultas hospitalarias que otros, incluido el tratamiento con esteroides inhalables. Pero los hallazgos aumentan esa posibilidad, dijo Raby a Reuters Health.

Con todo, el experto insistió en que nadie está sugiriendo que a los niños que padecen el tabaquismo materno prenatal no se les indiquen esos fármacos.

"Son la terapia de primera elección contra el asma, sin importar si el niño estuvo o no expuesto al humo de tabaco durante la gestación", agregó.

En cambio, Raby señaló que los resultados ofrecen una posible explicación a por qué un niño expuesto al humo de tabaco durante la gestación no respondería tan bien a los esteroides inhalables como es de esperar.

Esos niños necesitarían un segundo medicamento, como los llamados modificadores de leucotrienos, en el tratamiento para controlar el asma.

El estudio, dirigido por el doctor Robyn T. Cohen, de la Drexel University, en Filadelfia, aparece publicado en Journal of Allergy & Clinical Immunology.

Se trata de la primera investigación que relaciona la exposición prenatal al humo de tabaco con una disminución de la respuesta a los esteroides inhalables. Según Raby, se necesitan más estudios para confirmar los resultados.

FUENTE: Journal of Allergy & Clinical Immunology, online 5 de agosto del 2010