Archivo de Público
Lunes, 9 de Agosto de 2010

Obama apunta a jubilados, destaca solidez de programa Medicare

Reuters ·09/08/2010 - 12:33h

Por Jeff Mason

El presidente Barack Obama intentó el sábado acercarse a los estadounidenses jubilados, un importante grupo electoral, y destacó un reporte que señala que la reforma de salud ha mejorado los prospectos de financiamiento del programa Medicare.

Medicare es el programa administrado por el Gobierno que financia la atención sanitaria para personas de 65 años o de mayor edad.

Un reporte del Gobierno divulgado el jueves indicó que el fondo para el programa no se agotaría hasta el 2029, unos 12 años después de lo previsto el año pasado, como resultado de los recortes en gastos requeridos por la ley de reforma de salud de Obama.

"Los pasos que tomamos este año para reformar el sistema de salud han dejando a Medicare en un terreno financiero más sólido", dijo el presidente demócrata en su discurso semanal por radio e internet.

"De hecho la reforma agregó al menos una docena de años a la solvencia de Medicare, la única y mayor extensión en la historia, mientras ayuda a preservar Medicare para las próximas generaciones", afirmó.

Sin embargo, el mismo reporte indicó que la profunda recesión afectó duramente los ingresos para otro programa destinado a los estadounidenses jubilados, Seguridad Social, empujándolo al déficit por primera vez en 27 años.

Obama no mencionó aquel aspecto del informe en su discurso.

El mandatario estadounidense está trabajando duro para destacar los éxitos de su Gobierno de cara a las elecciones legislativas de noviembre, que se espera entreguen importantes avances a la oposición republicana y posiblemente cambien el equilibrio de poder en el Congreso.

La reforma de salud, el mayor logro legislativo de Obama, fue aprobada en medio de una obstinada oposición republicana y sigue resultando polémica para muchos estadounidenses.

En su discurso del sábado, Obama dijo que la reforma ya estaba mejorando los beneficios para ciudadanos mayores.

serán gratis para todos los adultos mayores", dijo el presidente.

Los republicanos dicen que la reforma de salud expande demasiado los compromisos del Estado y es muy costosa.

Ambos partidos buscan acercarse a los estadounidenses retirados, quienes tradicionalmente muestran su inclinación el día de la votación, lo que los convierte en un grupo electoral especialmente importante.