Archivo de Público
Lunes, 9 de Agosto de 2010

La prensa china destaca que Messi disputó 45 minutos pero sin su mejor forma

EFE ·09/08/2010 - 09:44h

EFE - El delantero argentino del FC Barcelona, Lionel Messi (izda), controla el balón ante el jugador del Beijing Guo, An's Xu Liang, durante el partido amistoso que disputaron ayer en el Estadio Olímpico de Pekín, conocido como "El Nido de Pájaro".

La prensa china destacó hoy la victoria del FC Barcelona frente al Beijing Guoan por 0-3 en el Estadio Olímpico de Pekín, "El Nido de Pájaro", y se rindió a la actuación de Leo Messi, pese a que sólo disputó 45 minutos.

"Messi, que lideró a Argentina para lograr el oro olímpico en Pekín (en los JJOO de 2008), no marcó aunque tuvo buenas oportunidades, incluyendo una pelota que dio en el palo", remarca la crónica del periódico oficial "Global Times".

Al astro argentino -cuyo nombre en mandarín es "Meixi", usado por similitud fonética aunque literalmente significa "ciruela del oeste"- se le vio "muy cansado", según el portal de internet Sina.com, uno de los más populares del país asiático.

"El Barça dispuso sus tropas alrededor del diminuto futbolista argentino", analizó el periódico "Titan Sports", el rotativo deportivo de mayor tirada de China.

"En esta ocasión en Asia, las grandes estrellas concentraron la atención pero actuaron en pos del equipo", recalcó el diario, que no obstante calificó a Messi como "el pequeño gran 10 del balón".

Asimismo, los medios chinos destacaron las palabras de Pep Guardiola tras el partido, en las que defendió el desempeño de Messi ya que sólo había llevado a cabo "entre cuatro y cinco días de entrenamiento".

No obstante, en algunos casos los elogios se desbordaron: el periódico "Xinmin Evening News" aseguró en su edición de hoy que Messi fue "el pilar central para conquistar el Nido de Pájaro y los seguidores chinos".

La prensa local también subrayó que el Beijing Guoan "tuvo varias ocasiones para convertirse en el primer equipo chino en marcar contra el Barcelona", malogradas por el "nerviosismo" de los delanteros.