Miércoles, 2 de Enero de 2008

Los limpiadores del metro protestan en las calles de Madrid

700 manifestantes exigen igualdad salarial y plus por peligrosidad y toxicidad

DANIEL AYLLÓN ·02/01/2008 - 23:22h

“Mis hijos ya se han quedado sin regalos de Reyes. Espero que mi mujer no se quede sin el de San Valentín”. Félix, de 56 años, es uno de los cerca de 700 manifestantes y limpiadores del Metro de Madrid que, preocupados por su economía y futuro laboral, se echaron ayer a la calle tras 17 días de huelga.

Félix lleva 12 años trabajando en la empresa Clefe (una de las cuatro concesionarias contratadas, junto a Valoriza, Eurolimp y Ferroser) y, aunque su sueldo de 1.100 euros es de los más altos, exige la igualdad para todos los compañeros.

La marcha duró dos horas y los manifestantes gritaron consignas como “Aguirre, mentirosa”, “Somos limpiadores, no delincuentes” o “Readmisión de los despedidos”.

Javier Palacios, del sindicato UGT, añadió a la reivindicación la del cobro de un plus de peligrosidad y toxicidad, que ya perciben los vigilantes del suburbano. “Limpiamos jeringuillas, vómitos y mucha basura. Lo mínimo es que nos den el plus”, denunciaba Carlos, de 26 años y que cobra 900 euros por el mismo trabajo de Félix.

La Conferación General de Trabajadores (CNT) aseguró además que cada día ven estaciones “sospechosamente limpias, que no han limpiado los servicios mínimos” y que hay trabajadores de estos grupos que no han cobrado sus nóminas de diciembre, por lo que “los paros se mantendrán hasta conseguir sus derechos”.