Miércoles, 2 de Enero de 2008

La ministra francesa de Sanidad celebra el "buen" cumplimiento de la prohibición de fumar

EFE ·02/01/2008 - 23:37h

EFE - La ministra francesa de Sanidad, Roselyne Bachelot, posa junto a un cartel que prohíbe fumar en un restaurante de París.

La ministra francesa de Sanidad celebró hoy el "buen" cumplimiento de la prohibición de fumar, que se extendió ayer a bares, restaurantes, discotecas, casinos y hoteles, en virtud del decreto que desde el pasado febrero proscribe el humo en los lugares públicos cerrados.

La medida se cumple "muy bien", afirmó la ministra, Roselyne Bachelot, en una visita a un conocido bar-restaurante de París, y dijo no tener informaciones de establecimientos donde haya "problemas".

El decreto anti-tabaco entró en vigor ayer para bares, restaurantes, discotecas, hoteles y casinos, aunque para no estropear a los fumadores el final de la cena de Nochevieja y el festivo día 1 las autoridades prometieron "tolerancia" y ningún control.

La "tolerancia" se acabó hoy, aunque la gendarmería no tenía informaciones sobre multas aplicadas en las primeras horas del día, multas que pueden ir desde los 68 euros para el fumador hasta los 750 euros para el responsable del establecimiento que no haga cumplir la ley.

Para fumar sólo queda la calle, las terrazas abiertas, o las cabinas herméticamente cerradas, dotadas de un potente sistema de extracción de aire independiente de la ventilación del resto del local. Pero el coste prohibitivo de esos "fumaderos" es disuasorio para la abrumadora mayoría de bares y restaurantes.

La federación de estancos y bares-estancos criticó a la ministra por anunciar con tanta precipitación que todo va bien e indicó que habrá que esperar un mes para hacer un primer balance.

En las zonas rurales o en bares de carretera, gerentes entrevistados por medios locales se quejaban de la escasez de clientes, ahuyentados por la prohibición de fumar.

Mientras, en Lyon (sureste), en un acto de "resistencia en tiempos de paz", el dueño de un bar ha decidido oponerse al decreto anti-tabaco y mantiene a disposición de sus clientes los ceniceros.