Archivo de Público
Miércoles, 4 de Agosto de 2010

Qué significa "clínicamente demostrado" en productos de belleza

Reuters ·04/08/2010 - 16:22h

Por Frederik Joelving

La ciencia no sólo inventa nuevos productos, puede promocionar los que ya existen.

Si no, basta con mirar la industria de la belleza, que hace una gran cantidad de pruebas y describe productos con términos científicos como enzimas, microcápsulas y aceites rejuvenecedores. Pero, ¿qué datos los respaldan?, ¿importa si la empresa que vende esos productos hizo esas pruebas?

Por ejemplo: está "clínicamente demostrado" que Inneov Sun Sensitivity es un suplemento alimentario que protege la piel de los rayos UV dañinos del sol mientras le proporciona a la piel un bronceado agradable, según su fabricante, Laboratoires Inneov, de L'Oreal y Nestlé.

La píldora combina el licopeno con el betacaroteno, las sustancias rojas y naranjas de los tomates y las zanahorias, con un probiótico que modifica la respuesta de la piel a la luz UV.

"La efectividad de nuestro suplemento nutricional está demostrada por estudios rigurosos", dijo Nathalie Piccardi, de Laboratoires Inneov, que participó en esos estudios.

"El próximo paso es presentárselo a los dermatólogos", indicó a Reuters Health, tras aclarar que ya se lanzó al mercado en Europa y Sudamérica.

Pero un análisis más detallado revela algo de dudosa ciencia, sostuvo el doctor Peter Schalock, dermatólogo del Hospital General de Massachusetts, en Boston, y sin relación con Laboratoires Inneov.

"No existen datos científicos. Parece más una opinión", señaló Schalock sobre uno de los ensayos que realizó la empresa.

SIN COMPARACIONES DIRECTAS

Los únicos datos publicados sobre la capacidad de la píldora bronceante de reducir las quemaduras solares se difundieron el mes pasado en British Journal of Dermatology.

Para probar el producto, los investigadores hicieron que decenas de mujeres expusieran los glúteos o la espalda a luz UV intensa. Eso produjo un efecto en las células inmunes de la piel, pero la pregunta fue si las mujeres también sufrirían menos quemaduras y mejores bronceados.

Para responderlo, Laboratoires Inneov hizo un ensayo aleatorio y controlado, que es la mejor herramienta en el maletín de un científico. Al azar, las participantes tomaron Inneov Sun Sensitivity o un placebo.

Pero los investigadores nunca compararon la respuesta de ambos grupos, que es la finalidad de ese tipo de ensayos. En cambio, usaron un método más débil para comparar el antes y el después dentro de cada grupo.

Piccardi dijo estar convencida de que ese método fue el adecuado, lo que significa que la empresa no puede asegurar que las usuarias del producto tengan un mayor umbral para las quemaduras comparadas con las usuarias del placebo. Lo mismo se aplica al bronceado.

Por lo tanto, señaló Schalock, el argumento de la empresa de que las usuarias del producto puedan tomar sol sin preocuparse tanto por las quemaduras carece de pruebas. El científico dijo a Reuters Health que "fue difícil hallar cómo lo comprobaron estadística o científicamente".

FUENTE: British Journal of Dermatology, online 9 de junio del 2010