Archivo de Público
Miércoles, 4 de Agosto de 2010

Aumenta a 60 el número de muertos por la violencia política en Karachi

EFE ·04/08/2010 - 11:19h

EFE - Habitantes del lugar inspeccionan hoy la escena donde a varios camiones les prendieron fuego tras el estallido de una ola de violencia provocado por el asesinato del diputado provincial Raza Haider, en la ciudad portuaria de Karachi (Pakistán).

Al menos 60 personas han muerto y otras 95 han resultado heridas hasta ahora víctimas de la ola de violencia étnico-política registrada en la ciudad de Karachi (sur de Pakistán) durante las últimas 48 horas, informó hoy a Efe una fuente policial.

De acuerdo con esta versión, la situación en la principal metrópoli del país, con más de 18 millones de habitantes, es todavía muy tensa, y efectivos especiales de las fuerzas paramilitares o los "Rangers" siguen patrullando las calles.

En las últimas horas han tenido lugar disturbios en diferentes áreas de la portuaria ciudad, como los barrios de Korangi, Saddar, Malir o Landhi, donde los agresores han causado además daños a vehículos, comercios y otros inmuebles.

Según la fuente, la mayoría de los fallecidos son civiles como comerciantes o conductores de transporte público.

En Karachi, conviven personas de todas las etnias del país, aunque el grupo más pujante es el de los "mohajirs", que hablan la lengua urdu y son descendientes de quienes emigraron desde la India tras la partición del subcontinente e independencia de Pakistán, en 1947.

De hecho, los disturbios comenzaron el pasado lunes a raíz del asesinato de un diputado provincial de la formación que representa a esta comunidad, el Muttahida Qaumi Movement (MQM), una acción que las autoridades han atribuido a extremistas islámicos.

La violencia con tintes étnicos y políticos auspiciada a menudo por bandas criminales y mafiosas es habitual en Karachi, donde ya ha habido varios centenares de víctimas en lo que llevamos de 2010.