Archivo de Público
Martes, 3 de Agosto de 2010

En Canadá, el dinero ayuda a sobrevivir al cáncer

Reuters ·03/08/2010 - 18:31h

Por Genevra Pittman

Más allá del sistema de salud universal que existe en su país, los canadienses más pobres con cáncer serían más propensos a morir antes que los pacientes más adinerados, sugiere un estudio sobre casi 100.000 pacientes.

Pero, a diferencia de los estudios realizados en Estados Unidos, la gran diferencia en la tasa de supervivencia no podría explicarse a través de cuán temprano los médicos identifican la enfermedad.

"Observamos que el estadio del cáncer (al diagnóstico) no varía entre las clases sociales de Ontario", dijo a Reuters Health el doctor Christopher Booth, del Instituto de Investigación del Cáncer de la Queen's University y autor principal del estudio.

Pero continuó: "Debemos comprender mejor por qué la supervivencia varía entre los grupos socioeconómicos".

El equipo de Booth identificó a pacientes con seis tipos distintos de cáncer diagnosticados en Ontario entre el 2003 y el 2007. Utilizó la dirección postal de cada paciente para agruparlo en una clase social, según los niveles de ingresos de su comunidad.

Luego, el equipo calculó cuán propensos eran los integrantes de cada grupo a morir por cáncer durante los tres años siguientes al diagnóstico o a morir por cualquier causa durante los cinco años posteriores.

Además, los autores analizaron cuán temprana había sido la detección del cáncer en 40.000 de esos pacientes.

Los pacientes más pobres con cáncer de mama, colon o laringe (cuerdas vocales) eran significativamente más propensos a morir por cáncer en tres años que aquellos con mejor estatus social, lo que no ocurrió entre las personas con cáncer de recto, cuello uterino o pulmonar de células no pequeñas.

En todos los cánceres, los pacientes con mayor poder adquisitivo tuvieron más posibilidad que los más pobres de seguir con vida a los cinco años.

La gran diferencia se observó en las mujeres con cáncer de cuello uterino: el 63 por ciento del grupo más pobre sobrevivió por lo menos cinco años, comparado con el 79 por ciento del grupo más rico.

Pero, en la mayoría de los casos, las diferencias en las tasas de supervivencia no se explicaron por una demora en la detección de la enfermedad, escribieron los autores en la revista Cancer.

Sólo los pacientes más pobres con cáncer de mama y de recto tenían la enfermedad en estadios más avanzados al momento del diagnóstico. Y esto, para los autores, sólo podría explicar un porcentaje "modesto" de la brecha en la tasa de supervivencia.

Estudios previos habían demostrado que el nivel social de un paciente es clave para determinar cuán propenso es a sobrevivir al diagnóstico de cáncer.

En estudios realizados en Estados Unidos, investigadores hallaron que los pacientes oncológicos más ricos son significativamente más propensos a sobrevivir, principalmente porque cuentan con un mejor acceso al control diagnóstico y a la detección más temprana de la enfermedad.

El sistema de salud universal de Canadá podría ayudar a suprimir esa brecha en la detección temprana del cáncer, dijo Booth. Pero no eliminó otros factores que ponen a los más pobres en mayor riesgo que los más ricos.

"Factores como la nutrición, el tabaquismo y el ejercicio varían entre las clases sociales y, por supuesto, tienen gran impacto sobre la salud individual", incluida la supervivencia al cáncer, concluyó.

FUENTE: Cancer, online 2 de agosto del 2010