Miércoles, 2 de Enero de 2008

"Mi coche me salvó el pellejo tras chocar contra unos kamikazes"

El empresario Javier Andrés volvió a nacer la noche de la colisión

MARTA SUÁREZ ·02/01/2008 - 21:24h

Nunca olvidará el pasado 7 de marzo. El empresario Javier Andrés viajaba por la N-I en dirección a Madrid cuando en su camino se cruzaron unos kamikazes borrachos que volvían de un prostíbulo a las cuatro de la mañana. Apenas le dio tiempo a reaccionar y el choque fue brutal. "Mi coche me salvó el pellejo", recuerda este cántabro que pasó meses ingresado con roturas en los pies, problemas en la espalda y serios daños en un ojo.

Aún no se ha recuperado: el impacto hizo añicos los huesos de su pie izquierdo y "destrozó" a su familia emocional y económicamente. Y todo porque dos jóvenes decidieron circular en sentido contrario tras tomar demasiadas jarras de cerveza. Él, en cambio, circulaba con su todoterreno por donde debía, con su cinturón abrochado y respetando los límites de velocidad.

Javier lo tiene claro: "Todo el mundo me lo dice y es verdad, he vuelto a nacer".