Miércoles, 2 de Enero de 2008

Menos de 3.000 muertos en la carretera

Por primera vez en 40 años la cifra de víctimas por accidentes de tráfico se estanca en 2.741

RAMIRO VAREA ·02/01/2008 - 21:09h

En 2007 fallecieron menos de 3.000 personas en accidentes de tráfico. / EFE

Objetivo cumplido. Por primera vez en 40 años, la cifra de fallecidos en carretera se sitúa por debajo de los 3.000 muertos. En 2007, 2.741 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico, algo que no sucedía en España desde 1967. O desde otra perspectiva, el año pasado murieron 274 personas menos que en 2006.

"Hemos retrocedido 40 años", señaló ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien recordó que en aquella época "había 3.500.000 vehículos y en 2007 teníamos 29.700.000". Para el mandatario, estos datos certifican que la política emprendida por el Ejecutivo en materia de seguridad vial es la correcta. Y mostró su satisfacción al haber cumplido "uno de los objetivos prioritarios del Gobierno".

Este cómputo favorable se explica, entre otras cosas, por el comportamiento "más responsable de los conductores" a la hora de sentarse al volante, tal y como reconoció el propio ministro. No consumir alcohol, el uso del casco y del cinturón de seguridad y el respeto de los límites de velocidad son cuatro de los factores que han ayudado a que, en 2007, fallecieran 1.288 ciudadanos menos que hace cuatro años.

Jóvenes a salvo

El balance anual de seguridad vial presentado ayer por Ru-
balcaba arrojó otros datos significativos, como el descenso en un 46,4% de los siniestros mortales entre jóvenes de 15 a 24 años, respecto a 2003.

El titular de Interior también destacó los buenos resultados del carné por puntos (531 fallecidos menos desde que entró en vigor este permiso, el 1 de julio de 2006). "Esto demuestra que se trata de un instrumento útil, que no ha agotado su capacidad", indicó.

Aunque el ministro no quiso valorar la reciente reforma del Código Penal, ya que hace sólo un mes que está aprobada, Rubalcaba sí confirmó que han bajado el número de denuncias contra los conductores, "lo que demuestra la finalidad preventiva" de la reforma. Una de las excepciones es la Comunidad de Madrid, donde las multas no han descendido. Por ese motivo, la DGT estudia la posibilidad de emprender un plan especial para informar y concienciar a los madrileños.

Además, ayer se presentó la nueva campaña de la DGT, en la que los responsables de Tráfico lanzan un mensaje de agradecimiento a todos los conductores por el notable descenso de fallecidos en el asfalto. Aún así, desde la DGT recuerdan en que no se debe bajar la guardia en el futuro.

Noticias Relacionadas