Miércoles, 2 de Enero de 2008

El PSOE replica a la Iglesia que ignorar la soberanía de la sociedad es apartarse de la democracia

EFE ·02/01/2008 - 12:27h

EFE - El candidato socialista número uno al Congreso por la provincia de Cádiz y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su participación hoy en un acto público en Jerez que forma parte del programa de visitas que realizará a municipios de esta provincia.

La dirección del PSOE ha replicado hoy a la Iglesia que es la sociedad, a través de sus representantes, la que tiene la potestad de ordenar los principios de libertad individual y convivencia, y le ha recordado que "quienes deliberadamente ignoran estos principios se apartan de los fundamentos de la democracia".

A mediodía la Ejecutiva del PSOE ha hecho público un comunicado, bajo el título "Las cosas en su sitio", con el que pretende "salir al paso" de las afirmaciones vertidas por algunos responsables de la jerarquía eclesiástica en la concentración que se celebró en Madrid el pasado día 30 y que comienza expresando su "pleno respeto" a los actos litúrgicos o confesionales.

En esta concentración el arzobispo de Valencia, cardenal Agustín García-Gasco, alertó de que los ataques a la familia cristiana no respetan la Constitución y conducen "a la disolución de la democracia", mientras que el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, afirmó que las familias están siendo sacudidas en sus cimientos por "graves amenazas" mediante legislaciones "injustas e inicuas".

El texto socialista subraya que "toda confesión religiosa tiene plena autonomía en su orden doctrinal respecto de quienes participan de ella, pero es la sociedad la que tiene, a través de sus representantes, la potestad de ordenar los principios de libertad individual y de convivencia para todos los ciudadanos".

"Sólo quienes deliberadamente ignoran o no respetan estos principios se apartan de los fundamentos esenciales de la democracia", asegura.

La Ejecutiva Federal insiste en que la fortaleza de la democracia consiste "en la garantía de la convivencia de opciones ideológicas, morales y religiosas distintas, sin aceptar la imposición de ninguna en particular".

"En un régimen de libertades, la fe no se legisla. La legitimidad de los valores y de las reglas de la convivencia emana de los principios y procedimientos constitucionales. No hay más legitimidad que la legitimidad constitucional", agrega.

El PSOE afirma que es la Constitución de 1978 la que determina que la soberanía reside en el pueblo y proclama que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, "sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de religión".

Los socialistas recuerdan que en los últimos treinta años los españoles "han decidido mayoritariamente ampliar los derechos y las libertades individuales y fortalecer las políticas sociales en favor de la dignidad de las personas", y que en la presente legislatura "nuevas leyes han avanzado en la extensión de derechos y políticas sociales precisamente en favor de las familias".

Así, ponen como ejemplo las medidas encaminadas a promover la natalidad, conciliar la vida laboral y familiar, aumentar las pensiones más bajas, ayudar a las personas dependientes o incrementar las becas.

También recuerda la aprobación de nuevas leyes para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres, reconocer el matrimonio sin discriminación por la orientación sexual, y para poner fin, en ejercicio de la libertad, a una relación conyugal rota "sin tener que sufrir dilaciones injustificadas".

"Guiados por nuestras convicciones democráticas y por nuestra defensa de la libertad individual, los socialistas no daremos ningún paso atrás: seguiremos trabajando para que los ciudadanos españoles sean más libres y con más derechos, y para que, al mismo tiempo, nuestra convivencia sea cada vez más respetuosa y tolerante", promete.