Miércoles, 2 de Enero de 2008

La mayoría parlamentaria libanesa responsabiliza a Siria del estancamiento de la crisis política libanesa

EFE ·02/01/2008 - 13:38h

EFE - El ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, durante la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los países árabes celebrada en El Cairo (Egipto), el 22 de noviembre pasado.

El líder de la mayoría parlamentaria, Saad Hariri, acusó hoy a Siria de bloquear los esfuerzos árabes para poner fin a la crisis política libanesa, horas antes de que Damasco anunciara que dejará de cooperar con Francia sobre este asunto.

"Quieren bloquear la vía a los que desean extender sus manos para ayudarnos, salvar el estado y el pueblo y, por ende, la República libanesa", dijo Hariri, según un comunicado de su oficina de prensa, en alusión a la postura Siria, mostrada cuatro días antes de que se celebre una reunión de ministros árabes de Exteriores en el Cairo para debatir el problema libanés.

El Líbano vive un vacío presidencial desde el pasado 24 de noviembre ante la incapacidad de su Parlamento para elegir a un presidente por las diferencias entre la mayoría anti-siria, y la oposición pro-siria, liderada por Hizbulá.

El ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, anunció hoy que su país dejará de cooperar con Francia para resolver la crisis presidencial libanesa, después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, amenazara con romper relaciones con Siria si esta no empleaba su influencia para que el Líbano eligiera nuevo jefe de Estado.

En unas declaraciones en Damasco, Al Mualem negó que su país este obstruyendo la elección de un nuevo presidente en el Líbano, ejerciendo presión sobre las facciones pro sirias en el país de los cedros.

"Siria sabe muy bien que ningún partido (libanés) aceptaría ninguna presión para aceptar una solución determinada, porque los partidos libaneses saben cómo conseguir la coexistencia", dijo el titular de Exteriores sirio.

Para Hariri, Mualem ha querido dejar claro que ningún candidato podrá ser elegido "sin el consentimiento del régimen sirio".