Miércoles, 2 de Enero de 2008

El sitio afín a las FARC acusa a EE.UU. de manipular las pruebas de ADN de Emmanuel

EFE ·02/01/2008 - 17:11h

EFE - El presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez (d), habla junto al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos (i) durante la rueda de prensa del pasado 31 de diciembre. El Gobierno de Colombia, así como la comunidad internacional, tienen y esgrimen razones para sentirse engañados, tras la frustración que supuso el aplazamiento de la anunciada liberación de tres secuestrados.

El sitio de internet Anncol, que suele divulgar declaraciones de las FARC, acusó hoy a Estados Unidos de manipular pruebas de ADN para presentar el niño que está bajo los cuidados de un organismo oficial de menores como hijo de Clara Rojas, secuestrada por esa guerrilla.

"Ya ellos saben el resultado. Allí estará la mano siniestra de los Estados Unidos. Todos los exámenes que ellos hagan demostrarán que ese niño 'es Emmanuel'. Habrá en consecuencia dos Emmanuel. Sólo su madre sabrá cuál es el verdadero, el de ella", señaló la página web.

En una columna publicada hoy, Anncol cuestionó la hipótesis lanzada el pasado lunes por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, quien dijo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no liberaron a los tres secuestrados que habían prometido entregar porque no tienen en su poder al niño Emmanuel, que era uno de ellos.

Emmanuel es el hijo que tuvo en cautiverio hace unos tres años la ex candidata a vicepresidente Clara Rojas, secuestrada por las FARC en 2001 y cuya liberación, así como la del menor y la de la ex congresista Consuelo González de Perdomo, habían prometido los rebeldes el pasado 18 de diciembre.

Según dijo Uribe, las Farc no cumplieron su compromiso porque no tienen a Emmanuel, de quien su Gobierno tiene indicios de que en realidad es un menor que está en Bogotá bajo los cuidados del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y con el nombre de Juan David Gómez Tapiero.

Un hombre que se presentó en 2005 como tío abuelo del menor lo entregó a una sede del ICBF en San José del Guaviare, capital del departamento selvático del Guaviare, desde donde fue trasladado luego a Bogotá debido a su delicado estado de salud, según la versión oficial.

Científicos colombianos viajaron ayer a Caracas, donde están la madre y un hermano de Clara Rojas esperando su liberación, para practicarles pruebas de ADN cuyos resultados se contrastarán con un examen similar practicado al menor para establecer si realmente se trata de Emmanuel.

Pero según Anncol, el objetivo de Uribe al anunciar que Emmanuel puede ser el niño que está en el ICBF era "torpedear el contacto de la comunidad internacional" para la liberación de los tres cautivos, que forman parte del grupo de 45 que esa guerrilla pretende canjear por unos 500 rebeldes presos.

Para Anncol, esa liberación, que fue aplazada por la propia guerrilla el pasado 31 de diciembre con el argumento de que "intensos operativos" militares comprometían su seguridad y la de los secuestrados, "mostraría la verdadera dimensión de las FARC como organización insurgente beligerante".

"Ese fue su verdadero objetivo. Mandado por el gobierno de USA", puntualizó el texto.