Miércoles, 2 de Enero de 2008

Los 2.200 peregrinos retenidos en Egipto cruzan la frontera hacia Gaza

EFE ·02/01/2008 - 13:34h

EFE - Cientos de palestinos en una manifestación celebrada en la ciudad de Rafah, Franja de Gaza el 29 de diciembre de 2007. Los manifestantes pedían que Egipto mantenga abierta la frontera para el paso de peregrinos.

Las autoridades egipcias permitieron hoy el regreso a la Franja de Gaza, a través del paso fronterizo de Rafah, a los cerca de 2.200 peregrinos palestinos musulmanes que llevaban cinco días retenidos en el norte del país

La decisión egipcia fue anunciada tras una reunión que mantuvieron esta mañana el presidente palestino, Mahumd Abás, y su homólogo egipcio, Hosni Mubarak, en la que trataron "con detalle" el problema de los peregrinos, según la agencia oficial MENA.

Fuentes de seguridad egipcia confirmaron que los creyentes palestinos, que se encontraban en la ciudad de Al Arish, 300 kilómetros al noreste de El Cairo, ya habían llegado a Rafah y comenzado a cruzar la frontera.

Las fuentes precisaron que en unas horas los alrededor de 2.200 palestinos habrán cruzado el puesto.

El jefe del centro de prensa egipcio en el Sinaí, Musad Badawi, afirmó a Efe que los peregrinos comenzaron a viajar hacia Rafah después de que la Gobernación del norte del Sinaí asegurara que había recibido instrucciones de "la dirección política" para permitirlo.

Los palestinos, en su mayoría simpatizantes de Hamás, atraviesan Rafah sin ser registrados, según Badawi.

Antes de llegar a Egipto, habían cumplido con los rituales de peregrinación en La Meca (Arabia Saudí), que todo buen musulmán debe cumplir, al menos una vez en la vida.

Sin embargo, el paso de Rafah, único paso fronterizo entre Egipto y Gaza, permanece totalmente cerrado desde que el movimiento Hamás tomara el control de la franja el pasado junio.

Las autoridades egipcias solicitaron, en un primer momento, a los fieles que cruzaran por el paso de Karm Abu Salem, que une Egipto con Israel y que obligaba a los peregrinos a atravesar territorio israelí antes de llegar a Gaza.

El Cairo argumentó que el paso de Rafah estaba cerrado por el otro lado de la frontera, pero los peregrinos rechazaron cruzar por ese paso, ya que muchos corrían el riesgo de ser arrestados por las fuerzas de seguridad israelíes.

Durante su retención en Egipto, donde pasaron unos días a bordo de dos barcos en el puerto de Nueiba y otros en albergues juveniles y centros de auxilio en Al Arish, tres peregrinos de edad avanzada perdieron la vida por causas naturales, según Badawi.

Al parecer, la crisis de los peregrinos centró la reunión que mantuvieron esta mañana Abás y Mubarak.

La Autoridad Nacional Palestina ha propuesto recientemente tomar el control del paso fronterizo en Gaza -actualmente bajo el control de Hamás-, pero "la reacción de Hamás fue negativa y la parte israelí no ha respondido aún", afirmó Abás a los periodistas tras su reunión con Mubarak.

Asimismo, Abás se quejó de que Hamás no haya respondido de manera "alentadora" a una iniciativa lanzada recientemente por él para entablar un dialogo entre ambos grupos.

"Esperamos que los hermanos (Hamás) usen la razón para que haya reacciones positivas (a esa iniciativa)", añadió Abás.

Durante la reunión, Mubarak y Abás también conversaron sobre Los resultados de la conferencia internacional de paz para Oriente Medio que se celebró en noviembre pasado en Annapolis.

"El verdadero obstáculo que se ha creado tras Annapolis es el asunto de los asentamientos (israelíes). No puede haber negociaciones bajo la continuación de los asentamientos", aseguró Abás.