Miércoles, 2 de Enero de 2008

Margarita Xirgú, que hizo de Medea en 1933, centrará los actos del 75 aniversario

EFE ·02/01/2008 - 16:19h

EFE - Primer plano de la actriz Margarita Xirgú en una escena de "Yerma", de Federico García Lorca, estrenada en el Teatro Español de Madrid el 29 de diciembre de 1934. Esta fue una de sus últimas actuaciones en España, y el mayor de sus triunfos antes de que Guerra Civil le sorprendiera en viaje por América. Foto de archivo.

Los actos con motivo de la 75 aniversario del Festival de Teatro Clásico de Mérida tendrán como "figura mediática" a la actriz Margarita Xirgú, que hizo de Medea en 1933, pero sin olvidar a su entorno y la cultura popular por que la apostaron los gobiernos de izquierda de la II República.

Así lo ha anunciado hoy el director del programa "Margarita Xirgú 33", Gregorio González Perlado, después de la reunión que la dirección del certamen ha mantenido esta mañana con el alcalde de Mérida, Ángel Calle.

González Perlado ha explicado que pretenden reivindicar la figura de Xirgú, que estrenó en 1933 el escenario del Teatro Romano, una vez recuperado, y que, a pesar de su importancia como actriz, pasó desapercibida en España porque murió en el exilio en Montevideo (Uruguay) en 1969.

Sin olvidar, ha precisado, un entorno en el que está Cipriano Rivas, que fue el director de aquella "Medea", o el ministro de Instrucción Pública Fernando Giner de los Ríos.

El director del programa ha destacado la labor que en pro de la cultura popular desarrolló Manuel Azaña como presidente o al frente del Gobierno de la II República, que, además, asistió a la representación de Xirgú en Mérida.

A juicio del director del Festival de Teatro Clásico, Francisco Suárez, será un forma de recuperar la memoria de los artistas y creadores que hicieron posible este evento.

Las actividades de "Margarita Xirgú 33", que aún no se han concretado, se desarrollarán a lo largo de este año y coincidirán en parte con la programación oficial del Festival de Teatro Clásico.

Además, el certamen teatral tendrá un gran acto central, según Suárez, en el que se hará un paralelismo entre el parlamento final de Medea cuando se despide de su tierra, de Jasón y de sus hijos, y la salida de Xirgú de España camino del exilio.