Miércoles, 2 de Enero de 2008

UCE exige adelantar las rebajas al 2 enero para suavizar la "cuesta de enero"

EFE ·02/01/2008 - 15:33h

EFE - Varias personas se guarecen de la lluvia ante el escaparate de un comercio que anuncia las rebajas de invierno, hoy en Madrid, una de las dos comunidades autónomas que han anticipado estas ventas especiales al 1 de enero.

La Unión de Consumidores de España (UCE) ha exigido hoy el adelanto de las rebajas de invierno al 2 de enero en todas las comunidades autónomas para suavizar la "cuesta de enero" a las familias españolas.

Según el avance del calendario de temporada de rebajas para 2008 que publica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la mayoría de las CCAA han establecido el próximo día 7 para el inicio de las rebajas, salvo Madrid y Castilla-La Mancha (del 1 de enero al 31 de marzo).

La duración de cada período de rebajas será como mínimo de una semana y como máxima de dos meses, de acuerdo con la decisión de cada comerciante, dentro de las fechas concretas que fijan las comunidades autónomas.

Este año la temporada de rebajas en el País Vasco será del 7 de enero al 31 de marzo; en Navarra del 7 de enero al 6 de marzo; en Andalucía del 7 de enero al 7 de marzo; en Baleares, dos meses después del 7 de enero; en Castilla y León del 7 de enero al 6 de abril y en Murcia del 7 de enero al 7 de marzo.

En Cataluña se prolongarán del 7 de enero al 7 de marzo; en la Comunidad Valenciana el primer día laborable después del 6 de enero hasta el segundo sábado de marzo; en Galicia del 7 de enero al 7 de abril; en Canarias del 8 de enero al 7 de marzo; en Cantabria del 7 de enero al 6 de abril; en Extremadura, del 7 de enero al 6 de marzo, y en Ceuta, entre el 7 de enero y el 7 de marzo.

En una nota enviada hoy la Unión de Consumidores razona que el adelanto de la fecha al 2 de enero puede suponer un importante beneficio para los bolsillos de los consumidores, "más aún en la actual situación de aumento de precios y de sobreendeudamiento de las familias, que atraviesan serias dificultades para llegar a final de mes".

Además se garantizaría un consumo sostenible a lo largo del tiempo y suavizaría las dificultadas económicas familiares durante la llamada "cuesta de enero".

Por otro lado, la UCE explica que, aunque la mayor satisfacción de los consumidores se produce en el pequeño comercio, "el talón de Aquiles de este sector durante las rebajas es la entrega de vale, en lugar del dinero, ante una devolución".

De hecho, supone el 80 por ciento de las reclamaciones que UCE recibe relativas a las rebajas; esta práctica, aunque legal, es "un claro abuso en contra de los derechos del consumidor, condicionando su libertad de compra".