Miércoles, 2 de Enero de 2008

Libertad para las cooperantes española y argentina secuestradas en Somalia

Moratinos niega que el Gobierno haya pagado rescate por la liberación

AGENCIAS ·02/01/2008 - 15:42h

La cooperante española Mercedes Garcia,en una imagen de 2005.AFP

La médica española Mercedes García y la enfermera argentina Pilar Bauzá, trabajadoras de la sección española de Médicos Sin Fronteras (MSF), han sido liberadas por sus secuestradores en la región somalí de Puntlandia.

El Gobierno español ha negado por boca del ministro de Asuntos Exteriores, Migule Ángel Moratinos, que se haya pagado rescate por la liberación de la cooperante española.

Alojadas en un hotel

García y Bauzá fueron secuestradas por un grupo de hombres armados en Bosasso, un puerto del norte de Somalia, el 26 de diciembre mientras se dirigían en coche a un hospital de la región semiautónoa.

"Las dos trabajadoras de MSF han sido liberadas por sus secuestradores y están ahora en un hotel en Bosasso", dijo a Reuters el ministro de Comercio de Puntlandia, Abdisamad Yusuf Abwan.

Moratinos ha agradecido a las autoridades somalíes y de Puntlandia su colaboración ya que, a su juicio,  han permitido la liberación de las cooperantes a través de contactos y negociaciones con el clan que las había secuestrado.

Influencia sobre los secuestradores 

"No, no hemos tenido que pagar ningún rescate", ha abundado Moratinos. "Ha habido muchas negociaciones, mucha convicción, mucha persuasión, nos han ayudado mucho las autoridades somalíes, tanto el primer ministro como el presidente de Puntlandia, son los que nos han ayudado a contactar con los notables y los grupos que tenían capacidad de influencia en los secuestradores", ha señalado más tarde a la cadena Ser.

Según el relato de Moratinos, las cooperantes se encuentran en un pequeño hotel de Bosasso y está previsto que aterricen en España mañana por la tarde. Aún falta por concretar si el viaje se hará vía Nairobi o Etiopía.

La sección española de MSF retiró el martes a sus expatriados del sur de Somalia como medida de precaución tras el secuestro de Puntlandia, que solía tener fama de relativa estabilidad con respecto al resto del anárquico país de la nación del Cuerno de África.

 

 

Noticias Relacionadas