Miércoles, 2 de Enero de 2008

La oposición argentina critica a Kirchner por sus vínculos con Chávez

EFE ·02/01/2008 - 13:42h

EFE - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez (i), y el ex presidente de Argentina Néstor Kirchner (d) el pasado 28 de diciembre, en la Base Aérea de Santo Domingo, en el estado venezolano de Táchira, desde donde despegaron los helicópteros de la caravana aérea que debían recoger en la selva colombiana a tres rehenes en poder de la guerrilla de las FARC.

Dirigentes de la oposición argentina lamentaron el fracaso de la liberación de tres rehenes de la guerrilla colombiana y criticaron al ex presidente Néstor Kirchner por sus vínculos con el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez.

"El fracaso de la liberación de los rehenes colombianos es lamentable", dijo Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, de centro izquierda y tercera fuerza política del país, en unas declaraciones publicadas hoy por el diario "Clarín".

Según la ex candidata presidencial, de vacaciones en la ciudad balneario de Mar del Plata, a 400 kilómetros de Buenos Aires, "el uso demagógico de la situación por parte de Kirchner y Chávez es inmoral".

Ernesto Sanz, jefe del grupo de senadores de la Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza parlamentaria, señaló por su parte que la operación para liberar a los rehenes de las FARC "se convirtió en un hecho demasiado cinematográfico".

Añadió que Kirchner, esposo de la presidenta argentina, Cristina Fernández, "terminó metiendo en problemas al país por las relaciones peligrosas que se mantienen" con el presidente de Venezuela.

"La estrategia del Gobierno (de Cristina Fernández) de dejarse llevar a la rastra por Chávez tiene sus costos", advirtió a su vez Roberto Lavagna, ex candidato presidencial de la centrista coalición Una Nación Avanzada (UNA).

Lavagna destacó que "se habían creado muchas expectativas" por la operación coordinada por Chávez para liberar a los rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "porque se pensaba que era el inicio de otras".

Kirchner, quien regresó al país en la madrugada del martes para reunirse con su esposa y presidenta, de vacaciones en el sur de Argentina, formó parte de una comisión de garantes internacionales junto a delegados de Brasil, Ecuador, Cuba, Bolivia, Francia y España.

El ex presidente argentino fue quien leyó un comunicado en el que los comisionados anunciaron en la tarde del lunes la suspensión de sus tareas en Villavicencio (Venezuela), en una zona de la frontera con Colombia donde se esperaba que las FARC liberaran a Clara Rojas, a su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, y a Consuelo González.

El portavoz de la conservadora Propuesta Republicana (PRO), Federico Pinedo, señaló que "era poco probable que la ambición de Chávez por ganar poder y la de Kirchner por realzar su personalidad produjeran un efecto humanitario".

"Es un error pegar a Argentina con Chávez, cuya imagen internacional es cada vez más deplorable", agregó.

"Clarín", el diario de mayor tirada de Argentina, señaló en una columna de opinión que Kirchner considera que las FARC y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, fueron "los principales obstáculos" para que se liberara a los rehenes.

Kirchner, quien junto al canciller argentino, Jorge Taiana, y su comitiva recibieron el Año Nuevo a bordo del avión que los trajo de regreso al país, no ha hecho de momento ningún comentario sobre lo sucedido.