Archivo de Público
Viernes, 23 de Julio de 2010

Nuevas guías confirman viabilidad parto vaginal luego de cesárea

Reuters ·23/07/2010 - 19:23h

Por Frederik Joelving

Aún cuando no estén preparados para manejar una cesárea de emergencia, los hospitales deberían respetar la decisión informada de una mujer de tener un parto vaginal después de una cesárea (PVDC), de acuerdo a las nuevas guías.

El PVDC aumenta el riesgo de que la cicatriz de una cesárea previa se desgarre durante el trabajo de parto, lo que puede producir una hemorragia peligrosa para la vida del bebé. Eso llevó a que las guías anteriores aconsejaran precaución en los partos de mujeres con cesáreas previas.

Pero estudios recientes demostraron que la ruptura uterina sucede en menos del 1 por ciento de las mujeres que optan por el parto vaginal y que entre el 60 y el 80 por ciento de los PVDC son exitosos.

Si bien las nuevas guías del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por su sigla en inglés) insisten en que un equipo quirúrgico completo debe presenciar el parto por si se necesita una cesárea, destacan el respeto por la decisión de la mujer.

"Esto respalda que las mujeres puedan aceptar un mayor nivel de riesgo; el equipo médico debe informarles claramente ese posible aumento del riesgo y las alternativas disponibles", indicaron.

"En la mayoría de las mujeres con un parto previo por cesárea, ensayar el trabajo de parto es una opción segura y adecuada", dijo el doctor Jeffrey L. Ecker, en referencia a un PVDC planificado.

Ecker, que dirige el área de medicina materno-fetal del Massachusetts General Hospital, en Boston, es coautor de las nuevas guías publicadas en Obstetrics & Gynecology. Aseguró que hasta las mujeres con dos cesáreas previas serían buenas candidatas para el parto vaginal.

Su deseo es que los nuevos parámetros ayuden a reducir las dudas sobre la responsabilidad médica que argumentan muchos profesionales para no ofrecer el PVDC.

Nueve de cada 10 embarazadas en Estados Unidos tienen una segunda cesárea. En cambio, un tercio de todas las embarazadas tienen un parto por cesárea.

"Creo que la cantidad de cesáreas está creciendo muy rápido", dijo el doctor Peter Bernstein, del Albert Einstein College of Medicine, en Bronx. "Faltan buenas pruebas que demuestren que a los recién nacidos les va mejor ahora que hace 20 años", agregó.

Bernstein, que es miembro de ACOG, pero no participó en la redacción de las guías, las recibió con beneplácito. Opinó que actualizan información sobre qué mujeres serían buenas candidatas para el PVDC y son importantes para el diálogo médico-paciente sobre las opciones de parto.

Pero consideró difícil adelantar si las guías influirían en el bajo porcentaje de PVDC.

De hecho, el documento señala que los médicos que no están de acuerdo con la decisión que toman sus pacientes deberían derivarlas a otro colega.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, online 21 de julio del 2010.