Miércoles, 2 de Enero de 2008

Comisión Electoral reconoce que no sabe si Kibaki ha ganado las elecciones en Kenia

EFE ·02/01/2008 - 11:49h

EFE - Un seguidor del Movimiento Democrático Naranja (ODM), y de su líder Raila Odinga, delante de una barricada en llamas en el bastión del partido, el barrio marginal de Kibera en Nairobi, Kenia.

El presidente de la Comisión Electoral de Kenia, Samuel Kivuitu, reconoció que no sabe si el presidente Mwai Kibaki ganó las elecciones del pasado jueves, según unas declaraciones que le atribuye hoy el periódico local "The Standard".

"No sé si Kibaki es el ganador", publica en portada el Stantard, uno de los dos más importantes de Kenia.

El recuento de votos de los comicios ha sido duramente criticado por observadores internacionales, que ponen en duda la pureza del proceso. La oposición considera que Kibaki fue declarado ganador con un millón de votos fraudulentos.

Los disturbios generados a causa de esta polémica se han cobrado la vida de más de 200 personas y más de 100.000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares por las luchas políticas y tribales que se han registrado.

El presidente de la Comisión Electoral dijo que trabajó "bajo una fuerte presión" por parte del Partido de Unidad Nacional (PNU), de Mwai Kibaki, del Movimiento Democrático Naranja de Kenia (ODM-K), y de Musyoka Kalonzo, tercero en los resultados oficiales.

"No me dejaban trabajar", se lamentó Kivuitu. "Durante los dos días posteriores a los comicios recibí numerosas llamadas procedentes de ambos partidos para que publicara inmediatamente los resultados finales", agregó.

Kivuitu también ha reconocido que algunos miembros del gobierno amenazaron con recoger el certificado del ganador.

"Sólo yo tengo la potestad de entregar el certificado al ganador y algunos ministros, como el de Justicia, trató de arrebatármelo", prosiguió Kivuitu en una entrevista que ha vaciado los quioscos de la capital de todos los ejemplares del periódico.

El presidente de la comisión admite que se han producido irregularidades y que el deber de la oposición es "acudir a los tribunales inmediatamente".

"Afortunadamente -añadió- recibimos muestras de apoyo de la comunidad internacional, especialmente la Unión Europea, que nos recomendó que no hiciéramos públicos los resultados hasta estar completamente seguros de los mismos".

Kivuitu reconoció que estuvo a punto de dimitir en pleno proceso de recuento, aceptó la responsabilidad de los errores cometidos por él y los otros 22 miembros de la comisión, y recomendó que se iniciara una investigación totalmente independiente para verificar los datos publicados.

Una hora después de que Kivuitu anunciara los resultados oficiales, Kibaki juró como jefe de Estado, para un segundo mandato, en un acto en el que estuvo presente el presidente de la Comisión Electoral.

Por último, Kivuitu anunció que ha recibido amenazas de muerte que no han podido ser verificadas por la prensa.