Archivo de Público
Jueves, 22 de Julio de 2010

Fármaco para sida de J&J se muestra promisorio, pero hay dudas

Reuters ·22/07/2010 - 14:05h

Un fármaco experimental para el VIH de Johnson & Johnson funciona igual que un medicamento actual y tiene menos efectos secundarios, pero dos ensayos claves demostraron que casi el doble de pacientes no lograron responder al tratamiento.

El fármaco, llamado rilpivirina o TMC278, está siendo desarrollado para usar en una terapia combinada para tratar el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida.

J&J ya tiene un acuerdo con la compañía biotecnológica estadounidense Gilead Sciences para desarrollar una píldora simple que combine rilpivirina con Truvada.

Gilead actualmente vende una píldora diaria, Atripla, que combina Truvada con Sustiva, un producto fabricado por Bristol-Myers Squibb.

Johnson dijo que un análisis cruzado de los ensayos halló que, luego de un año de tratamiento, el 84,3 por ciento de los pacientes con VIH tratados con TMC278 y Truvada alcanzaban niveles no detectables del virus, en comparación con el 82,3 por ciento de aquellos tratados con Atripla o fármacos similares.

Menos pacientes del grupo TMC278 -el 2 por ciento- abandonaron los ensayos debido a efectos adversos, a diferencia del 7,2 por ciento de los que tomaron Sustiva, de acuerdo a los resultados presentados el jueves en la Conferencia Internacional del Sida, celebrada en Viena.

En el grupo TMC278, el 16 por ciento de los participantes sufrieron efectos secundarios graves, como problemas psiquiátricos y neurológicos, contra el 31 por ciento del otro grupo.

Pero los datos también demostraron que el 9 por ciento de los pacientes que tomaron el fármaco de J&J experimentaron fallas virológicas, en comparación con el 4,8 por ciento de los pacientes tratados con Sustiva.

Los médicos que tratan el VIH buscan evitar la falla virológica, es decir, cuando los niveles del virus no bajan o rebotan luego de una caída inicial, dado que esto podría significar que el virus está mutando y se está volviendo resistente a otros fármacos de la misma clase.

La mayor tasa de fracasos en el grupo tratado con TMC278 pone en duda si Gilead logrará que los pacientes dejen Atripla y lo reemplazan por la nueva píldora formada por tres fármacos, que fue apodada Btripla.

Además de la potencial combinación de TMC278/Truvada, Gilead está desarrollando una píldora "Quad", que incluye entre sus componentes un fármaco perteneciente a una nueva clase de medicamentos llamados inhibidores de integrasa, diseñados para bloquear la información genética que permite la reproducción del VIH.

Merck & Co ya tiene un fármaco de este tipo llamado Insentress y GlaxoSmithKline dijo el miércoles que estaba conduciendo a su fármaco experimental, denominado con el código '572, hacia la etapa final de los ensayos clínicos.

Por otro lado, investigadores dijeron el jueves que un nuevo fármaco para el sida de Glaxo y su socio Shionogi funciona más rápido y tiene menos efectos secundarios que Sustiva, de Bristol-Myers Squibb.