Archivo de Público
Jueves, 22 de Julio de 2010

Las mujeres embarazadas pueden tomar un café por día

Reuters ·22/07/2010 - 13:08h

Las mujeres embarazadas ya no necesitan abandonar su café de la mañana: una revisión del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos halló que un consumo moderado de cafeína probablemente no aumentará el riesgo de aborto o nacimiento prematuro.

Hasta hace poco, los estudios habían dado resultados contradictorios acerca del efecto del café en las complicaciones del embarazo, pero un comité del colegio volvió a analizar las evidencias.

"Creo que es momento de decir cómodamente que está bien beber una taza de café durante el embarazo", dijo el doctor William Barth, presidente del comité, a Reuters Health.

El Comité de Práctica Obstétrica del Colegio dijo que 200 miligramos (mg) de cafeína por día -la cantidad que contiene aproximadamente una taza de 350 mililitros (ml) de café- no contribuyen significativamente a provocar abortos o partos prematuros.

Esa definición de "consumo moderado de cafeína" también incluiría beber cerca de cuatro tazas de té de 240 ml o más de cinco latas de gaseosa de 350 ml, o comer seis o siete barras de chocolate negro.

El comité dijo que la evidencia sobre si consumir más de 200 mg de cafeína por día podría aumentar los riesgos del embarazo no era clara.

El grupo consideró dos estudios recientes, cada uno de los cuales siguieron a más de 1.000 mujeres embarazadas.

Uno de ellos, liderado por el doctor David Savitz, del Centro Médico Mount Sinai, en Nueva York, no detectó un mayor riesgo de aborto para las mujeres que consumían niveles bajos, moderados o altos de cafeína en diferentes momentos del embarazo.

En el otro, el doctor De-Kun Li y su equipo de la División de Investigación de Kaiser Permanente, en Oakland, halló una mayor probabilidad de aborto en las embarazadas que tomaban más de 200 mg de cafeína por día, pero ningún riesgo extra con niveles menores.

El comité también apuntó a otros dos estudios que demostraron que un consumo moderado de cafeína no aumentaba las chances de que la madre diera a luz prematuramente.

La literatura demostró que la cafeína logra atravesar la placenta, lo que generó el temor de que pudiera causar abortos o partos antes de término.

En Estados Unidos, alrededor del 16 por ciento de todos los embarazos terminan en abortos y el 12 por ciento de los bebés nacen de forma prematura.

Barth dijo que los estudios previos fueron ambiguos y poco claros acerca de la relación entre la cafeína y los riesgos del embarazo. Los nuevos resultados en grandes grupos de mujeres permitieron al comité decir con seguridad que un consumo moderado de cafeína es seguro.