Martes, 1 de Enero de 2008

Huckabee: «¿Eres del FBI? ¿Me vas a torturar?»

ISABEL PIQUER ·01/01/2008 - 21:35h

Huckabee se llevó la prensa a la peluquería. AFP

Siempre hay momentos surrealistas en las campañas. El de estos días ha sido el corte de pelo y afeitado apurado de Mike Huckabee, foto que sus asesores de prensa organizaron para olvidar el tropiezo de la retirada de un anuncio electoral muy crítico con su rival republicano, Mitt Romney, un gesto algo torpe que, por ahora, no ha tenido otras repercusiones que las anecdóticas.

Hay que imaginarse a una docena de cámaras y fotógrafos, y unos pocos periodistas, hacinados en la diminuta barbería de Scott Sales, en el primer piso de un edificio en el centro de Des Moines. El camarote de los hermanos Marx, versión electoral.

Encantado ante la inesperada publicidad, Scott termina la treintena, lleva pantalón negro y pajarita, y distribuye tarjetas de visita a toda la fauna periodística. En la vitrina de su "Executive Forum Barbershop", un establecimiento que compró hace dos años, ha colgado un cartel de risa: "Corte presidencial 75 dólares".

Huckabee entra y se sienta en una silla de barbero como las de antes y durante una hora va a dejarse cortar, cuidar, acicalar, afeitar y masajear (sólo la cara) ante el cliqueteo de los fotógrafos y el silencio de las cámaras.

Apenas una hora más tarde, la foto ya está en todos los blogs políticos del país. Su gente de prensa intenta mantener el silencio: "Dejad que el gobernador hable con Scott" pero las preguntas y las bromas fluyen. No todos los días se ve a un candidato en un momento tan personal.

Afeitado electoral

Al ver la cuchilla del barbero, Huckabee empieza con una broma: "¿Este es un día normal? ¿Eres del FBI? ¿Me vas a torturar?". Scott se lo toma con tranquilidad, no le tiembla la mano pese a los focos. "Mire gobernador le estoy quitando todas las canas"Entre cháchara y cháchara, el candidato cuenta lo contento que está por haber llegado tan lejos. "He hecho todo lo contrario de lo que decían había que hacer, sin dinero y con serios problemas financieros pero aquí estoy. Hemos escrito un nuevo capítulo de la historia política". En parte es cierto, hace un mes, nadie le conocía.

Huckabee justifica haber retirado el anuncio contra su rival Romney. "Tomo elejemplo de Ronald Reagan; uno no puede arroparse en su política sin contar con su actitud moral. No quiero ser de la escuela electoral de Tanya Harding (la patinadora que saboteó a su rival)". Hay un momento de tensión.La grabadora del periodista del Washington Post ha caído al suelo, interrumpiendo el silencio, justo cuando Scott tenía la cuchilla en la garganta del contendiente republicano. "¿Qué es eso? ¿Un partidario de Romney?".

Al final, 32 dólares por la operación. Scott muestra a las cámaras los billetes que Huckabee ha sacado de su cartera: 60 dólares, la mejor propina de las primarias.