Martes, 1 de Enero de 2008

El año arranca con dos nuevos cayucos

Otros 68 inmigrantes llegan a la costa de Canarias a las pocas horas de entrar 2008

PÚBLICO.ES ·01/01/2008 - 20:52h

Un grupo de 117 inmigrantes subsaharianos llegaron el domingo a Gran Canaria tras ser rescatados de un cayuco en el que intentaban alcanzar las islas. REUTERS

Las islas Canarias recibieron el 2008 con la llegada de dos nuevos cayucos a sus costas. Sólo habían transcurrido tres horas del nuevo año cuando la primera barcaza ilegal tomó tierra en el puerto de Los Cristianos, al sur de Tenerife.

La embarcación, con 40 personas a bordo (dos de ellas menores de edad), fue remolcada de madrugada hasta el litoral por un buque de Salvamento Marítimo. Todos sus ocupantes, de origen subsahariano, presentaban aparente buen estado de salud.

La historia se repetía horas después en Lanzarote. En torno a las 9.00, otro cayuco con 28 indocumentados desembarcó en el puerto de Arrecife, tras ser localizado por una patrullera de la Guardia Civil.

La ausencia de vientos fuertes en el océano, el buen estado del mar y el tiempo anticiclónico son factores que explican el goteo continuo de cayucos incluso en estos días de invierno. El pasado sábado, otra piragua con 117 hombres recaló al sur de Gran Canaria después de ser rescatada en alta mar por el buque-hospital español Esperanza del Mar, cuando aún estaba a 250 millas de la costa. A pesar de todo, los datos oficiales demuestran que en 2007 la llegada de inmigrantes ilegales en pateras se redujo casi un 60% respecto a 2006.

En 2007, 17.000 'sin papeles'

Hasta el pasado 1 de diciembre, más de 17.000 personas alcanzaron España en balsas y cayucos, informa Europa Press. En el mismo periodo del año anterior, las cifras se dispararon hasta los 37.647 indocumentados.
Canarias fue el destino más castigado por este drama. Más de 11.500 inmigrantes llegaron en 2007 al archipiélago a bordo de una embarcación ilegal. Asimismo, casi 5.000 personas cruzaron el Estrecho de Gibraltar entre enero y noviembre de 2007, frente a las 7.224 de 2006.

La situación cambia radicalmente en la zona de Levante, con 577 indocumentados en las playas de Murcia, Baleares y Alicante en 2007 frente a los ocho sin papeles de 2006.

Este incremento se debe al desplazamiento de las rutas que escogen las mafias de la inmigración ilegal ante la presión policial que existe en la zona del Estrecho.