Martes, 1 de Enero de 2008

Sudán muestra su "gran pesar" por la muerte del diplomático estadounidense

EFE ·01/01/2008 - 14:28h

EFE - Imagen tomada en agosto de 2005, en la que aparecen soldados sudaneses patrullan por la plaza del mercado de Jartum.

El Ministerio de Exteriores sudanés mostró hoy su "gran pesar" por la muerte del diplomático estadounidense John Michael Granfield como consecuencia de los disparos recibidos por un grupo de hombres armados en Jartum.

El portavoz oficial del Ministerio, Ali al Sadek, aseguró hoy a la agencia oficial sudanesa SUNA que las investigaciones no concluirán hasta que se detenga a los culpables y estos sean entregados a la Justicia.

Al Sadek insistió, asimismo, en que el Gobierno sudanés continuará esforzándose para garantizar seguridad y protección a todos los diplomáticos desplazados en Sudán, así como a los trabajadores de la ONU y de las organizaciones no gubernamentales.

Además, comentó que el ministerio de Exteriores había presentado su más sentido pésame a la familia del fallecido, así como al Gobierno y al pueblo estadounidenses.

Por otra parte, la agencia sudanesa informó de que la Embajada de EEUU en Jartum había comenzado una investigación junto a las fuerzas sudanesas para esclarecer lo ocurrido.

Granfield, y el conductor del coche en el que viajaba, un ciudadano sudanés identificado como Abdelrahman Abás, murieron hoy por los disparos realizados por desconocidos desde un vehículo en el barrio de al Riyad, en Jartum, según fuentes policiales.

El atentado se produjo cuando Granfield, de 33 años, salía con su vehículo oficial de la Embajada británica, tras participar en las celebraciones por el Año Nuevo junto a otros representantes extranjeros en Jartum.

Según un breve comunicado del hospital Fadil, donde fue ingresado, antes de su defunción el diplomático fue intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones debido a las heridas causadas por seis disparos recibidos en el hombro, el abdomen y una mano.