Martes, 1 de Enero de 2008

Las rebajas comienzan en Castilla-La Mancha y Madrid

Los comerciantes temen que sus beneficios bajen por la crisis, pero esperan que las bajas temperaturas de este año estimulen las ventas de ropa

AGENCIAS ·01/01/2008 - 17:38h

Madrid y Castilla-La Mancha son las primeras comunidades autónomas en las que arrancará el periodo de rebajas de invierno, a partir del 1 de enero, aunque los comercios abrirán sus puertas el día después de la festividad de año nuevo.

Según el calendario provisional que maneja la Dirección General de Comercio, el resto de regiones iniciarán sus rebajas el día 7, salvo Canarias, que lo hará el día 8. Aragón, Murcia, La Rioja y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no han fijado aún el comienzo.

Los comerciantes sólo pueden realizar ventas en rebajas en dos temporadas, las de invierno y verano, cuya duración puede oscilar desde un mínimo de una semana hasta un máximo de dos meses y siempre dentro de las fechas concretas que fijen las autoridades regionales competentes.

Exigir la misma calidad  

La Confederación de Consumidores y Usuarios de Madrid (CECU) recuerda a los madrileños que han de exigir la misma calidad que si el producto no estuviera rebajado. CECU alerta de la posibilidad de adquirir mercancías sólo porque éstas estén rebajadas, con el riesgo de que no satisfagan necesidades concretas, lo que puede resultar a la larga más caro. Además, aconseja revisar el etiquetado.

Es necesario comprobar que junto al precio rebajado figura el precio antiguo o bien el porcentaje de rebaja del artículo, así como asegurarse de que el producto es actual. La Confederación recomienda a los consumidores exigir la garantía al comprar bienes de naturaleza duradera, ya que el vendedor está obligado por ley a facilitarla, y las rebajas no son una excepción.

La CECU recordó en un comunicado que los comercios están obligados a cambiar los artículos cuando sean defectuosos, siempre y cuando no se hayan usado. Además, indicó que los consumidores deben saber que la ley prevé sanciones para aquellos establecimientos que cometan infracciones. Se contemplan como faltas leves el realizar ventas en rebajas fuera de los casos autorizados en la ley, no hacer figurar en los artículos rebajados los precios habituales de los mismo y faltar a las obligaciones establecidas en la ley o en las normas dictadas para su desarrollo que no sean objeto de sanción específica.

Este tipo de infracciones tienen una multa que puede llegar a los 3.000 euros. Se consideran faltas graves ofrecer como rebajados artículos defectuosos, o que el comercio haya comprado expresamente para ofrecerlos en rebajas. Este tipo de infracciones tienen una multa que oscila entre los 3.000 y los 15.000 euros.

Los comerciantes temen a la crisis, pero se felicitan por el frío 

Grandes superficies y pequeños comerciantes pronostican una ligera ralentización de las ventas en la presente campaña de Navidad y rebajas de invierno respecto a la del año anterior, periodo en el que realizan la cuarta parte de sus ventas anuales, informaron a Europa Press fuentes del sector.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que representa a El Corte Inglés, Carrefour, La Fnac, Toys R Us e Ikea, entre otras compañías, augura un crecimiento de las ventas de entre el 4% y el 5%, frente al aumento récord del 6% registrado en la campaña del año pasado.

Menos optimistas son en la Confederación Española de Comercio (CEC), donde aventuran un incremento de los ingresos de entre el 3% y el 4%, lo que significa hasta dos puntos porcentuales por debajo del crecimiento experimentado en la campaña de 2006.

El secretario adjunto de la CEC, Benet Boix, explicó a Europa Press que en un año marcado por la subida de la cesta de la compra, del petróleo y de las hipotecas, los comerciantes han revisado a la baja sus previsiones de ventas para el periodo del 15 de noviembre al 15 de enero, que contemplaban inicialmente un aumento del 5%.

Asimismo, Boix puntualizó que los pronósticos de la Confederación incluyen el impulso de las ventas del sector textil derivado de las condiciones meteorológicas, ya que este invierno se caracteriza por un descenso de las temperaturas superior al del año anterior.

"Hace bastante más frío ahora que el año pasado y contamos con la tendencia de los consumidores a comprar más prendas de abrigo", dijo Boix, quien insistió en la importancia de los 60 días de campaña para el comercio. "En esta época se acumulan las ventas más importantes del año, no podemos fallar", dijo.