Martes, 1 de Enero de 2008

Malta recibe el euro con fuegos artificiales y cierto temor a la inflación

EFE ·01/01/2008 - 14:15h

EFE - El primer ministro de Malta, Lawrence Gonzi (i), muestra varios billetes de euros tras hacer un retiro hoy en un cajero electrónico en el banco de Valletta.

Malta ha recibido hoy el euro con fuegos artificiales y cierto temor a que la moneda única genere presiones inflacionistas en esa isla del Mediterráneo.

La entrada en vigor del euro en Malta a las 00.00 horas de hoy (23.00 GMT), justo con la llegada del Año Nuevo, estuvo marcada con una ceremonia en la que el primer ministro, Lawrence Gonzi, y el gobernador del Banco Central, Michael C. Bonello, extrajeron un billete de veinte euros de un cajero automático, informan los medios locales.

"El ingreso de Malta en la zona euro hará el país más interesante para los inversores, tanto locales como extranjeros, aumentando la competitividad. Además, el euro está actualmente en su pico más alto con una fuerza sin precedentes. Estamos orgullosos de que Malta esté ahora de verdad en el corazón de Europa", afirmó Gonzi en unas declaraciones recientes.

Previamente a la ceremonia en el cajero automático, se había llevado a cabo un castillo de fuegos artificiales con el que se dio la bienvenida a la moneda única.

Los cajeros automáticos dejaron de dispensar las liras maltesas a las 22.00 hora local (21.00 GMT) para comenzar a dispensar los nuevos billetes de euro al comienzo del nuevo año, aunque ambas monedas convivirán hasta el 31 de enero, día en el que circulará sólo la moneda única.

La lira, cuyo cambio con el euro se estableció en 0,4293, podrá cambiarse después en las oficinas bancarias hasta el 31 de marzo de 2008 y, más tarde, en el Banco Central durante un periodo de dos años, con las monedas, y de diez, con los billetes.

La implantación del euro en Malta, estado con 407.000 habitantes y un peso en la economía de la UE del 0,06 por ciento, no parece complicada, dada la elevada concentración del sector financiero, ya que sólo dos entidades controlan el 90 por ciento de las cuentas bancarias de la isla.

No obstante, los habitantes de la isla temen las presiones inflacionistas que pueda generar el euro.

Para evitarlo, el Gobierno firmó con diversos importadores doce acuerdos de estabilidad de los precios para el periodo entre octubre de 2007 y marzo de 2008.

Además, la población está muy apegada al efectivo, por lo que las autoridades intentaron convencer a los malteses de que depositaran su dinero en los bancos antes del día 1 y llegaron incluso a ofrecer una "amnistía fiscal" para los ingresos no declarados.

Nadie espera, sin embargo, que se formen colas en los bancos -hoy cerrados por la festividad del Año Nuevo- cuando mañana abran de nuevo sus puertas.

Los bancos comenzaron a recibir euros en septiembre y también se han distribuido planes de iniciación para empresas y el público en general.

Malta requiere 41,51 millones de billetes de la divisa europea (por 799 millones) y 140 millones de monedas (por 39,29 millones), cuya fabricación ha sido encargada a la casa de la moneda de París.

Para escoger el diseño de la cara nacional de las monedas, las autoridades recurrieron, entre otras cosas, a una encuesta vía mensajes de móvil y finalmente optaron por la cruz maltesa, el escudo de armas nacional y el templo prehistórico de Mnajdra.