Martes, 1 de Enero de 2008

Nairobi recupera la calma, tras los disturbios con 180 muertos en todo el país

EFE ·01/01/2008 - 11:09h

EFE - Un policía apalea a un partidario de la oposición en Nairobi.

Las calles de Nairobi recuperaron hoy la calma después de varios días de intensos enfrentamientos tras las elecciones del pasado jueves, que han causado en todo el país al menos 180 muertos, según datos de los medios de comunicación locales.

En un recorrido hecho por Efe por varios sectores de esta capital se notaron muchas colas en los comercios que estaban abiertos, tanto en las zonas pobres como en las áreas residenciales, con la población intentando recuperar el pulso normal de la vida cotidiana.

Por primera vez desde el sábado pasado, en la ciudad no se registraban incidentes callejeros, que fueron especialmente graves en la barriada pobre de Kibera, a las afueras de esta capital y bastión de la oposición.

También había colas en las estaciones de servicio, y en algunas de ellas los empleados dijeron que sólo suministraban gasóleo.

Mientras, el centro de la ciudad se mantenía clausurado por las fuerzas de seguridad, pero con un dispositivo mucho menor al desplegado en las últimas jornadas.

Según informes de las emisoras de radio, hoy continuaban los choques callejeros esporádicos en la ciudad occidental de Kisumu, la tercera localidad de Kenia en importancia.

A causa de estos disturbios, el recuento provisional de unos 180 muertos dado a conocer por los medios de comunicación puede ser algo más elevado si se consideran las víctimas en Kisumu de las últimas horas.

El Gobierno mantiene la prohibición de manifestaciones y también los medios de comunicación tienen vetado la difusión de actos políticos o manifestaciones en directo, lo que ha reducido la información disponible por la población.

Los choques callejeros estallaron el sábado a raíz de las protestas de partidarios de la oposición que se quejaban del retraso en dar a conocer los resultados de las elecciones del jueves, las más disputadas en los cuarenta años de historia de Kenia.

Posteriormente aumentaron con los enfrentamientos entre los partidarios del Gobierno y de la oposición, y a partir de la intervención de fuerzas policiales y militares que hicieron uso de sus armas para dispersar a los manifestantes.