Martes, 1 de Enero de 2008

Hamas responsabiliza a Al Fatah por los ocho muertos en Gaza

EFE ·01/01/2008 - 10:10h

EFE - Un miembros de Al Fatah sostiene un cartel con la foto de Yasser Arafat al celebrar ayer el 43 aniversario de esa agrupación política.

El Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamas) ha responsabilizado hoy a los nacionalistas de Al Fatah, que festejan el 43 aniversario de su fundación, por los ocho muertos en los enfrentamientos que comenzaron anoche y proseguían hoy.

"Los afiliados de Al Fatah son los responsables de los disturbios en Jan Iunes (en el sur de Gaza), y mataron a un oficial de seguridad, al imán de una mezquita y a un niño", afirman los islamistas en un comunicado.

El jefe de emergencias del Ministerio de Sanidad, Moaweya Hassanein, funcionario del Gobierno de facto encabezado por el depuesto primer ministro Ismail Haniye, informó hoy de que además de los ocho muertos, más de 30 personas resultaron heridas.

Fuentes hospitalarias elevaban a más de 70 los heridos por armas de fuego y lesionados a golpes.

Las celebraciones, que también se llevan a cabo en Cisjordania ocupada por el Ejército israelí, comenzaron anoche en Belén, y en Ramala, donde tiene su sede el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), y líder de Al Fatah, Mahmud Abás.

Los militantes de Hamas, siete de los cuales fueron arrestados esta madrugada por la Policía palestina leal a Abás, tienen prohibido exhibirse con sus armas en la vía pública.

Otros 85 activistas y simpatizantes de Al Fatah fueron detenidos por las fuerzas de seguridad de Hamas, que controlan este territorio desde el pasado mes de junio, cuando arrebataron el poder al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Las detenciones fueron hechas entre nacionalistas que querían festejar el aniversario con fuegos artificiales y disparos al aire, como es habitual en días festivos, a pesar de una prohibición expresa de las autoridades islamistas.

La milicia o "Fuerza Auxiliar" de Hamas, a cargo de la seguridad en Gaza, con un millón y medio de habitantes, abrió fuego el pasado 11 de noviembre contra manifestantes de Al Fatah que protestaban contra el Gobierno de Haniye -que prohibió ese tipo de actos- y mataron a ocho nacionalistas e hirieron a otros 85.

La prohibición impuesta a los afiliados de Al Fatah fue una respuesta a la que la ANP impuso a militantes y simpatizantes de Hamas en Cisjordania, el pasado 15 de diciembre, cuando iban a celebrar el vigésimo aniversario de la fundación de su movimiento en Gaza.

Los choques de las últimas 24 horas comenzaron anoche entre milicianos de Hamas y clanes familiares armados leales al presidente Abás en los barrios de Sabra y Seyayie, en la ciudad de Gaza. En estos enfrentamientos perdió la vida un persona y varias casas sufrieron graves destrozos.

Al Fatah fue creado de hecho en Kuwait en 1958 por su histórico líder, Yaser Arafat, quien trabajaba entonces como ingeniero en ese país del Golfo Pérsico, y un grupo de militantes palestinos.

Pero el aniversario que festejan sus afiliados el 1 de enero es la primera operación contra Israel, un sabotaje en su acueducto nacional, que toma sus aguas del lago de Tiberíades, reivindicado por el brazo armado de Al Fatah, "Al Asifa" (La tormenta).

Abás, presidente también de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), llamó ayer a los dirigentes de Hamas a devolverle el control en la franja de Gaza, a reanudar el diálogo entre los dos movimientos para restablecer la unidad, y anticipar las elecciones.

"Renuevo la opción de adelantar las elecciones y prometo hacer todo para asegurar que los comicios será el producto de una profundo y fraterno entendimiento" entre las dos partes, dijo Abás.

"Poner fin al negro golpe militar (alusión a Hamas, que le arrebató el poder en Gaza) para volver a la mesa del diálogo es mucho más fácil que rechazarlo con tontos argumentos", afirmó Abás.