Martes, 1 de Enero de 2008

La octava legislatura bate el récord de preguntas al Gobierno en el Congreso

EFE ·01/01/2008 - 13:30h

EFE - El presidente de la Cámara Baja, Manuel Marín, hace un gesto en el debate de los Presupuestos Generales el pasado 20 de diciembre. EFE/Juanjo Martín

Si hay un récord que deje la legislatura que ya acaba, la VIII, ése es el de las preguntas por escrito que los grupos del Congreso han dirigido al Gobierno, exactamente 139.567, en torno a 65.000 más que los que hasta la fecha eran los años más productivos en este aspecto, los que van desde 2000 a 2004.

El segundo mandato presidencial de José María Aznar -con el PSOE como principal grupo de oposición- se tradujo en términos parlamentarios, y en lo que a preguntas escritas se refiere, en 75.326 cuestiones, una cifra que entonces pareció exorbitante, ya que sobrepasaba con creces a todas las registradas antes, pero que se ha quedado pequeña al término de la presente legislatura.

Según el grupo del PP en el Congreso, cerca de 6.000 de las casi 140.000 preguntas formuladas al Gobierno para que responda por escrito se han quedado sin contestar, y por ello, su portavoz, Eduardo Zaplana, remitió recientemente una carta al presidente de la Cámara, Manuel Marín, para que instara al Ejecutivo a que diera réplica a esas preguntas.

Pero descontar 6.000 preguntas a las 140.000 planteadas no evita que la VIII legislatura bata récords.

De todos los diputados que se han dirigido al Gobierno para que les respondan por escrito, dos sobresalen por encima de cualquier otro: los parlamentarios del PP Alicia Castro e Ignacio Gil Lázaro.

La primera ha enviado en cuatro años una retahíla de 8.914 preguntas y el segundo de 7.962.

Sumadas ambas cifras, el resultado asciende a las 16.876 preguntas, es decir, y por poner ejemplos, más que en toda la IV legislatura (1989-1993), con 15.309 cuestiones, que la V, con 14.886, y que las legislaturas constituyente, I y II, puesto que el total de todas ellas se sitúa en 13.334 preguntas.

Un repaso a la función de control al Gobierno que ha ejercido el Congreso en estos últimos cuatro años muestra también cifras destacables, aunque no tan elevadas como en otras legislaturas, como son los casos de las interpelaciones urgentes (319), de las preguntas orales en Pleno (2.227) o de las efectuadas en Comisión (3.692).

La función legislativa también ha sido trabajosa, ya que se han estudiado 152 proyectos de ley, 248 proposiciones de ley, nueve reformas de Estatutos de Autonomía o 51 decretos-leyes.

Entre las proposiciones de ley, 25 corresponden al grupo del PP, 50 al de CiU, 57 al de ERC, 5 al PNV, 71 a IU-ICV, 36 al Mixto y cuatro al grupo del Gobierno, el PSOE.

En cuanto a los proyectos de ley, los 152 que el Congreso ha sacado adelante en estos últimos cuatro años se sitúan lejos de los 347 de la I legislatura, e incluso de los 209 de la II (1982-1986).

A continuación se encuentran la legislatura constituyente (173) y la anterior a la presente, la VII, cuando se aprobaron 175 proyectos.

Estos años, además, han estado en gran medida marcados por las reformas estatutarias autonómicas.

En este sentido, el Congreso ha recibido nueve propuestas, aunque de ellas son seis las que han salido adelante (Comunidad Valenciana, Cataluña, Andalucía, Baleares, Aragón y Castilla y León), ya que las restantes o no han contado con el debido respaldo de las Cortes Generales o simplemente no han podido tramitarse.