Martes, 1 de Enero de 2008

Ban Ki-Moon da un nuevo giro a la ONU durante su primer al año al frente de la organización

EFE ·01/01/2008 - 13:42h

EFE - Unidas Ban Ki-moon en una rueda de prensa la pasada semana en la sede de la ONU.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, cumple hoy en el cargo un año durante el que ha dado un giro a la organización adoptando un tono más discreto en el escenario internacional e impulsado reformas internas para lavar la imagen de una entidad teñida por escándalos de corrupción.

Ban relevó el pasado 1 de enero de 2007 al ghanés Kofi Annan, que cerró sus diez años al frente de la organización afectado por la corrupción destapada en el programa "Petróleo por Alimentos" de Irak y en abierta hostilidad con EEUU por sus críticas a la guerra de Irak.

Orador más limitado que su predecesor, el coreano adoptó lo que en varias ocasiones ha descrito como una "diplomacia discreta" para renovar el papel de la ONU como un foro donde resolver conflictos como el de Darfur y dar respuesta a desafíos planetarios como el calentamiento global.

Al mismo tiempo, Ban mejoró la relación de la secretaría general con Washington, como evidenció su respuesta positiva a la petición de la Casa Blanca de que la ONU aumente su presencia en Irak, donde el papel de la organización había sido mínimo desde que Annan retiró a la mayoría del personal de Bagdad tras el atentado que su sede sufrió en 2003.

El embajador de EEUU ante la ONU, Zalmay Khalilzad, consideró recientemente, ante preguntas sobre el desempeño de Ban, que el secretario general "ha hecho un buen trabajo" y es "un gran líder".

La discreción del ex ministro coreano fue una de las características que lo hizo atractivo como sucesor del carismático Annan, aseguró el ex embajador de EEUU ante la ONU, John Bolton, quien estuvo involucrado en la selección de Ban en 2006.

El ex diplomático estadounidense aseguró en noviembre en la presentación de sus memorias en la sede de la ONU que Ban representa "un reequilibrio" del papel de secretario general.

"Queríamos a alguien que no se levantara cada mañana pensando que era un regalo de Dios a la humanidad", agregó Bolton.

A pesar de su menor perfil mediático, Ban aseguró en un mensaje difundido con motivo de su primer año en la secretaría general que no ha "parado" en 2007.

El secretario general dijo haber sostenido más de 300 entrevistas bilaterales y realizado 57 visitas oficiales a 39 países en los seis continentes, en las que acumuló un total de 200.000 kilómetros de vuelo.

En cuanto a los temas que acapararon su atención, citó la reforma de Naciones Unidas como el primero de los "cuatro frentes principales" que han dominado su agenda.

El secretario general destacó la reorganización del departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz para aumentar su eficiencia, la adopción de nuevos estándares éticos y la creación de nuevos mecanismos internos de supervisión.

"Tenemos que cambiar la cultura de la ONU y reactivar las Naciones Unidas para adaptarla al dinámico mundo moderno", apuntó en su mensaje.

En el escenario internacional, el primer año de Ban al frente de la ONU estuvo dominado por la relevancia que ha otorgado a la lucha contra el cambio climático y a detener el conflicto en la región sudanesa de Darfur, que es el causante de la peor crisis humanitaria del planeta.

El líder de la ONU consiguió terminar el 2007 con el compromiso adoptado en diciembre en Bali por 187 países de suscribir un acuerdo de reducción de emisiones en los dos próximos años.

En Darfur, que según Ban es "el tema geopolítico que ha acaparado más de mi tiempo que ningún otro", el líder de la ONU destacó la autorización del Consejo de Seguridad al despliegue en la zona de una misión de paz de 26.000 efectivos junto a la Unión Africana (UA) y el inicio de un proceso de negociación política "que no existía hace un año".