Martes, 1 de Enero de 2008

El Papa ve "densas nubes" sobre el futuro de la humanidad

EFE ·01/01/2008 - 13:15h

EFE - El Papa Benedicto XVI en una pasada oración del Angelus.

El papa Benedicto XVI advierte de la existencia de "densas nubes" sobre el futuro de la humanidad en un mensaje difundido hoy con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Paz.

Esas nubes nacen de los conflictos existentes, como los de Oriente Medio; la carrera de armamentos, especialmente la nuclear; de la destrucción del medio ambiente, en el que vive la "familia humana"; y de lo que él observa como un debilitamiento de la familia tradicional.

Como instituyó el papa Pablo VI, la Iglesia Católica celebra el 1 de enero la Jornada Mundial de la Paz.

"La humanidad sufre hoy, lamentablemente, grandes divisiones y fuertes conflictos que arrojan densas nubes sobre su futuro", se lee en el mensaje, titulado "Familia humana, comunidad de paz".

El texto, que fue difundido el pasado 11 de diciembre, ha sido enviado a los embajadores acreditados ante el Vaticano y presentes hoy en la primera misa del año oficiada por Joseph Ratzinger en la Basílica de San Pedro.

Para el Papa, "vastas regiones del planeta están envueltas en tensiones crecientes, mientras que el peligro de que aumenten los países con armas nucleares suscita en toda persona responsable una fundada preocupación".

Tras señalar los conflictos de África y Oriente Medio, el Pontífice denuncia "un aumento del número de estados implicados en la carrera de armamentos" y resalta que, incluso, "naciones en vías de desarrollo destinan una parte importante de su escaso producto interior bruto para comprar armas".

Por esos motivos, Benedicto XVI llama a que "en tiempos tan difíciles", se movilicen "todas las personas de buena voluntad" y lleguen "a acuerdos concretos con vistas a una eficaz desmilitarización, sobre todo en el campo de las armas nucleares".

El líder religioso exhorta a "las autoridades para que reanuden las negociaciones" de cara "al desmantelamiento progresivo y concordado de las armas existentes".

"Soy consciente de que al renovar esta llamada me hago intérprete del deseo de cuantos comparten la preocupación por el futuro de la humanidad", afirma.

El Papa también dedica parte de su mensaje al problema del medio ambiente.

"Hemos de cuidar el medio ambiente: éste ha sido confiado al hombre para que lo cuide y lo cultive con libertad responsable, teniendo siempre como criterio orientador el bien de todos", comenta el Pontífice.

Por ello, cree "fundamental, 'sentir' la tierra como 'nuestra casa común'" y pide que se adopte "la vía del diálogo en vez de tomar decisiones unilaterales" para resolver los problemas medioambientales.