Martes, 1 de Enero de 2008

La Unión Europea pide una investigación independiente sobre los comicios en Kenia

El presidente Mwai Kibaki ha sido declarado vencedor, después de que se registraran irregularidades que ponen en duda la credibilidad del proceso

EFE ·01/01/2008 - 11:09h

Un policía apalea a un partidario de la oposición en Nairobi. EFE

La delegación de observadores electorales de la Unión Europea en Kenia pidió hoy una investigación "totalmente independiente" sobre el escrutinio, después de que se registraran irregularidades que ponen en duda la credibilidad del proceso.

El anuncio fue hecho en rueda de prensa por el jefe de la delegación, el eurodiputado alemán Alexander Lambsdorff, dos días después de que la Comisión Electoral diera por vencedor en los comicios del jueves al presidente Mwai Kibaki.

La delegación de la Unión Europea (UE) afirmó que casi todas las irregularidades detectadas han beneficiado al partido de Kibaki, que juró su cargo, para un segundo mandato, una hora después de que fuera declarado vencedor de los comicios.

Los observadores insistieron en que la credibilidad del proceso está en duda y recordaron que, por ejemplo, en la circunscripción de Molo, en presencia de los observadores de la UE se anunció en el centro de acopio de votos que Kibaki había obtenido unos 50.000 votos, mientras que la Comisión Electoral dijo hoy que el gobernante había sacado en ese mismo lugar más de 75.000.

La recomendación para realizar la investigación independiente ya ha sido presentada ante la Comisión Electoral, pero la delegación de UE dijo que no había recibido respuesta.

Escrutinio irregular 

 Los observadores dijeron que saben que el escrutinio fue irregular, aunque no tienen pruebas irrefutables, y se quejaron de que algunos de los miembros de la delegación fueron impedidos de asistir al recuento de votos.

La delegación dijo que no se puede concluir si hubo una manipulación general del voto, pero sí señaló que al proceso le faltó transparencia.

Apuntó directamente la responsabilidad del presidente de la Comisión Electoral, Samuel Kivuitu, por haber sido la persona que anunció los resultados finales del escrutinio, declarando ganador a Kibaki.

El grupo de observadores reconoció que volver a hacer el recuento de votos desde cero sería inútil, porque desde que se abrieron las urnas para contar los sufragios ha habido muchas interferencias y no se sabría cuál sería el verdadero resultado.

Los resultados oficiales otorgaron a Mwai Kibaki 4.584.721 votos (46,38 por ciento), mientras que el dirigente opositor Raila Odinga obtuvo 4.352.993 votos (el 44,03 por ciento).

La oposición, sin embargo, asegura que Kibaki fue declarado vencedor gracias a un millón de votos que considera fraudulentos.

Nairobi recupera la normalidad 

Las calles de Nairobi recuperaron hoy la calma después de varios días de intensos enfrentamientos tras las elecciones del pasado jueves, que han causado en todo el país al menos 180 muertos, según datos de los medios de comunicación locales.

En un recorrido hecho por varios sectores de esta capital se notaron muchas colas en los comercios que estaban abiertos, tanto en las zonas pobres como en las áreas residenciales, con la población intentando recuperar el pulso normal de la vida cotidiana.

Por primera vez desde el sábado pasado, en la ciudad no se registraban incidentes callejeros, que fueron especialmente graves en la barriada pobre de Kibera, a las afueras de esta capital y bastión de la oposición.

También había colas en las estaciones de servicio, y en algunas de ellas los empleados dijeron que sólo suministraban gasóleo. Mientras, el centro de la ciudad se mantenía clausurado por las fuerzas de seguridad, pero con un dispositivo mucho menor al desplegado en las últimas jornadas.