Archivo de Público
Lunes, 28 de Junio de 2010

"La sentencia llega tarde y llega mal"

El portavoz en el Congreso de Ciu, Josep Antoni Duran, critica que la decisión llegue "en plena campaña electoral catalana"

 


PUBLICO.ES ·28/06/2010 - 20:24h

El portavoz en el Congreso de Ciu, Josep Antoni Duran i Lleida, ha explicado que ya esperaba una sentencia sobre el Estatut durante la jornada de este lunes.

A este respecto, el portavoz en el Congreso manifiesta: "Mejor que se produzca hoy con un 6-4 que el lunes con una votación artículo por artículo".

En este sentido el político critica la lentitud del proceso: "Es una sentencia que llega tarde y llega mal. Cualquier sentencia que toque algún punto del estatuto nos preocupa".

Finalmente, Duran i Lleida explica que la decisión "llega en una momento inoportuno, en plena campaña electoral catalana".

Trias pide un pleno extraodinario de respaldo a la Generalitat

El líder de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona y número tres de la federación, Xavier Trias, pedirá al alcalde, el socialista Jordi Hereu, que "tome la iniciativa" y convoque un pleno extraordiario de respaldo al Govern y al Parlament tras la sentencia del Estatut.

En declaraciones a Catalunya Informació Trias dijo que lo primero que hará mañana será dirigirse a Hereu, y participar en la permanente de CiU convocada para fijar su postura sobre la sentencia, que deben estudiar "con calma".

Xavier Trias teme una reacción ciudadana que "desborde a los partidos"

Según él, si la sentencia declara 15 artículos inconstitucionales es "una gran tristeza y un final de etapa". "Una sentencia de este tipo quiere decir que nuestros planteamientos de futuro no entran dentro de la Constitución", advirtió, y precisó que se refería "al proyecto de futuro de todo el país".

En referencia a si la federación ha pactado con el presidente de la Generalitat, José Montilla, crear una comisión de expertos para elaborar un dictamen conjunto sobre la sentencia, dijo no saberlo, e instó a ser "prudentes y respetuosos".

Trias defendió que la sentencia puede crear una fractura muy grande, y abogó por "hacer piña" y trazar una respuesta unitaria.

También dijo que no teme a una reacción ciudadana que desborde a los partidos, quienes deberían ponerse al lado de la sociedad civil.