Jueves, 17 de Junio de 2010

Italia se opone a reglas UE de etiquetamiento de alimentos

Reuters ·17/06/2010 - 17:07h

Por Antonella Ciancio

Italia se quejó ante la Unión Europea el jueves por el potencial impacto de una nueva medida para aplicar estándares más estrictos en las etiquetas de los productos dulces, que algunos temen que podría provocar la muerte de la famosa mantequilla Nutella.

El Parlamento Europeo votó el miércoles una propuesta para endurecer la información nutricional obligatoria en las etiquetas de los alimentos, con el fin de combatir los crecientes niveles de obesidad en Europa.

Los medios italianos dijeron el jueves que los productos como la mantequilla de avellana Nutella podrían "desaparecer" de la cultura culinaria nacional con las reglas propuestas, que limitan la publicidad de los alimentos que exceden cantidades específicas de sal, azúcar y grasa.

"La batalla por la Nutella llega a Europa", tituló La Stampa, uno de los diarios que planteó la posibilidad de perder la crema, que está enraizada en la idiosincrasia italiana desde la infancia.

De hecho, uno de los eslóganes más conocidos del producto es "Qué tipo de mundo sería este sin Nutella".

El ministro de Agricultura y Alimentos, Giancarlo Galan, rechazó la propuesta como "insensata" y escribió una dura carta a Bruselas pidiendo un enfoque más suave.

"A veces, la estricta aplicación de las reglas (...) revela su estupidez", dijo Galan a periodistas.

Ferrero, el productor de Nutella, que también fabrica los huevos de chocolate para niños Kinder y los refinados bombones Ferrero Rocher, dijo que los planes de la UE pueden arruinar "el más saludable y genuino de las placeres".

En un comunicado, el vicepresidente de la compañía, Paolo Fulci, opinó que no se debería permitir que las medidas del bloque "afecten los aspectos más íntimos de la vida privada". Ferrero es una de las empresas familiares más ricas y exitosas de Italia.

La propuesta debe ser aprobada por todos los gobiernos de la UE y probablemente no se completará antes del 2012. Todo indica que se enfrentará con fuertes obstáculos en Italia.

De acuerdo al borrador, las compañías de alimentos deberían incluir el contenido de energía, azúcar, sal y grasa de sus productos en el frente de los paquetes, junto a la lista de las proteínas, las grasas insaturadas y la fibra.

Sin embargo, luego de un fuerte lobby de la industria, los legisladores europeos rechazaron la propuesta de aplicar etiquetas obligatorias tipo "semáforo" a ciertos alimentos de preparación rápida y gaseosas, con códigos rojo, amarillo y verde para mostrar su relativa salubridad.