Archivo de Público
Sábado, 29 de Diciembre de 2007

Netscape: descanse en paz

El navegador de Internet que dominó de forma abrumadora el mercado a mediados de los 90 pasa a mejor vida víctima de la indiferencia de los usuarios.

GUILLERMO RODRÍGUEZ ·29/12/2007 - 20:16h

Logotipo de Netscape.

Hace ocho años había dos opciones básicas para los (pocos) que se conectaban a Internet: utilizar los navegadores Explorer o Netscape. Había poco más. A diferencia de lo que ocurre hoy, Netscape era el pez grande y el navegador desarrollado por Microsoft era el chico.

Poco tardó en que las tornas se dieran la vuelta hasta el punto de que, hoy por hoy, Explorer acapara la navegación de los internautas pese a sentir de forma continua el aliento de Firefox en el cogote. Es lo que se ha dado en llamar la ‘guerra de los navegadores' que, desde esta semana, cuenta con un contendiente menos en la lucha. El origen de todo, Netscape, desaparece.

En manos del gigante AOL, la compañía ha decidido dejar de alargar la vida a un moribundo que pedía a gritos que le permitieran morir en paz. Dicho y hecho. Desde el próximo 1 de febrero se le abandonará a su suerte. No se le aplicarán mejoras ni corregirán defectos. Una forma sutil de decir que desaparece.

Tomar una decisión de estas características no ha costado demasiado a tenor de lo que desprenden determinadas cifras: a mediados de los 90, Netscape dirigía la navegación del 90% de los internautas de todo el mundo. Actualmente alcanza a duras penas el 0,6%. Menos que Opera, Safari, Firefox y, por supuesto, Explorer, que atesora un 80% de cuota de mercado.

Muere Netscape sin pena ni gloria. Aunque siempre tendrá un hueco reservado en los libros de historia que narren los inicios de Internet. No sólo porque fue el primer navegador ‘conocido', sino, sobre todo, porque la salida a Bolsa de Netscape a finales de los 90 supuso el comienzo de lo que más tarde se dio en llamar ‘burbuja tecnológica'.