Jueves, 10 de Junio de 2010

Tasa de ataques cardíacos cae en Estados Unidos: estudio

Reuters ·10/06/2010 - 14:24h

Por Gene Emery

La tasa de ataques cardíacos cayó un 24 por ciento en California entre el 2000 y el 2008, probablemente debido al avance en la asistencia médica, dijeron investigadores estadounidenses.

El estudio, publicado en el New England Journal of Medicine, es el primer gran sondeo realizado desde la adopción de nuevos tratamientos y medicinas para prevenir los infartos. El equipo examinó más de 46.000 internaciones provocadas por ataques cardíacos.

La disminución, que refleja tendencias similares en todo Estados Unidos, se registró luego de la prohibición del cigarrillo en espacios públicos. Además, los médicos han mejorado en el tratamiento de la hipertensión y el colesterol alto.

El equipo del doctor Robert Yeh, del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, dijo que la caída del 24 por ciento se registró a pesar de que los médicos tienen mejores técnicas de detección y a las crecientes tasas de diabetes y obesidad, dos enfermedades que elevan el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

"Hubiéramos esperado un aumento de los infartos porque estamos identificando más ataques cardíacos que antes", afirmó Yeh en una entrevista telefónica. "Hallamos que, pese a ello, siguen bajando", agregó.

El equipo usó datos de 3 millones de personas del sistema de salud de Kaiser Permanente Northern California, el mayor grupo médico de Estados Unidos, que financió parte del estudio.

La tasa de ataques cardíacos registró un récord en 1999 y cayó casi un cuarto en el período comprendido hasta el 2008. La cantidad de muertes en el mes posterior al infarto también disminuyó un 24 por ciento entre 1999 y el 2008.

La caída más dramática -62 por ciento desde el 2000- se dio entre las personas que sufrieron el tipo más nocivo de ataque cardíaco, medido como una elevación en el segmento ST de la onda que aparece en un monitor cardíaco.

Esta clase de ataques deben ser tratados rápidamente con fármacos anticoagulantes o stents para mantener abiertas las arterias.

'TENDENCIA CONSISTENTE'

Los ataques cardíacos sin elevación del segmento ST, que no se consideran tan peligrosos porque involucran una porción más pequeña de la pared cardíaca, crecieron de forma récord en el 2004 y desde entonces comenzaron a caer. A menudo son tratados con fármacos.

"A pesar de nuestra capacidad de diagnosticar más fácilmente los ataques usando marcadores biológicos sensibles, hallamos una consistente tendencia de menos infartos de miocardo con elevación severa del ST en la década pasada, el tipo de ataque cardíaco que particularmente queremos reducir", dijo el doctor Alan Go, de Kaiser, que lideró el estudio.

El equipo de Yeh dijo que los estudios de otras poblaciones, por ejemplo en Minnesota y Massachusetts, sugirieron que los ataques cardíacos también están en baja.

Otras investigaciones mostraron que las muertes totales por enfermedad cardíaca cayeron un 22 por ciento en los hombres y un 23 por ciento en las mujeres desde el 200l, de acuerdo a un comentario de Jeremiah Brown y Gerald O'Connor, del Instituto de Política en Salud y Práctica Médica Dartmouth, en New Hampshire.