Jueves, 10 de Junio de 2010

En el hielo, choques triplican lesiones en preadolescentes

Reuters ·10/06/2010 - 12:13h

Por Frederik Joelving

Un estudio en Canadá reveló que los jugadores de hockey preadolescentes son tres veces más propensos a sufrir lesiones si se permiten los choques, y los niños son los que sufren los golpes más fuertes.

En Canadá, las opiniones están divididas en cuanto a si hay que permitir o no que los niños de 11 y 12 años, llamados Pee Wees, utilicen esa técnica, en la que los jugadores usan sus cuerpos para golpear a los rivales.

El principal argumento en contra es la alta tasa de lesiones, pero no todos los estudios llegaron a las mismas conclusiones. Otro trabajo reciente en Canadá sugirió que las embestidas serían seguras a partir de los 9 años.

"Es un tema controvertido y existen defensores de los choques entre los niños", dijo la autora principal Carolyn A. Emery, de la University of Calgary, en Alberta. "Quisimos proporcionar las mejores pruebas científicas", agregó.

Para eso, el equipo de Emery comparó las tasas de lesiones en una provincia donde a los Pee Wees se les permiten las embestidas (Alberta) y en una donde la técnica está prohibida (Quebec). Ciento cincuenta equipos aceptaron registrar las lesiones durante la temporada del 2007 al 2008.

El equipo identificó 241 lesiones en Alberta y 91 en Quebec. Tras sumar las horas jugadas, el riesgo de sufrir heridas fue tres veces más alto en Alberta que en Quebec. La más común fue la contusión, publicó Journal of the American Medical Association (JAMA).

En Alberta, la mayoría de las lesiones estuvieron asociadas con las embestidas corporales y los jugadores más livianos fueron los más vulnerables.

Emery señaló que los preadolescentes difieren mucho en su tamaño corporal: el jugador más pequeño en el estudio pesaba menos de 27 kilos y el más pesado superaba los 90 kilos.

"El estudio será útil para las autoridades", dijo la autora, que consideró que la tasa de lesiones por embestidas es "un problema importante de salud pública".

El doctor Robert Dimeff, deportólogo del Centro Médico de la University of Texas Southwestern, en Dallas, y que no participó en el estudio, dijo que aún se desconocen las consecuencias de largo plazo de las contusiones frecuentes, aunque los médicos les dan más importancia que años atrás.

"En Canadá, el hockey es una religión y las embestidas son parte del deporte", indicó. Si bien no respaldó una prohibición total en el hockey juvenil, dijo que la pregunta es a qué edad se debería permitir el uso de esa técnica.

"Quizás necesitamos subir ese límite a los 13 o 14 años, cuando los niños tienen mayor masa corporal", indicó Dimeff.

FUENTE: JAMA/Journal of the American Medical Association, 9 de junio del 2010.