Miércoles, 9 de Junio de 2010

Gobierno británico eliminará tiempo de espera en sala emergencia

Reuters ·09/06/2010 - 17:08h

Por Tim Castle

El Gobierno británico eliminará una medida que establece un máximo de cuatro horas de espera en las unidades de accidentes y emergencias de los hospitales, luego de conocer evidencia de que era perjudicial para los pacientes, dijo el miércoles el secretario de Salud, Andrew Lansley.

El funcionario dijo que la medida, una de las principales banderas del ex Gobierno laborista, contribuyó a generar problemas en el Stafford Hospital, donde un reporte en febrero halló estándares "sorprendentes" en las salas de emergencia.

Al anunciar una nueva investigación del hospital, administrado por el Fondo del Servicio Nacional de Salud (NHS por su sigla en inglés) Mid-Staffordshire, Lansley dijo al Parlamento que la disposición había provocado que muchos pacientes fueran dados de alta antes de tiempo o transferido a guardias inapropiadas.

"Vamos a analizar (...) cómo podemos eliminar el objetivo actual de las cuatro horas y trabajar en la base de lo que la evidencia clínica dice que contribuye a ofrecer los mejores resultados posibles para los pacientes", agregó.

En el reporte de febrero, el jefe de la investigación Robert Francis dijo que había hallado una atmósfera en Stafford "en la cual el personal de primera línea y los administrativos fueron llevados a creer que si no cumplían con los objetivos, estaban en riesgo de perder sus trabajos".

Un informe previo de un organismo supervisor de salud señaló en el 2009 que había encontrado estándares atroces en las salas de emergencia del hospital y dijo que los pacientes podrían haber muerto como consecuencia de las deficiencias registradas.

Lansley afirmó que Francis liderará una amplia investigación pública del hospital para conocer por qué ocurrieron las fallas.

Según el funcionario, hubo "un fracaso nacional del sistema regulatorio y supervisor, que debería haber garantizado la calidad y seguridad del cuidado de los pacientes".

Andy Burnham, el ex secretario de Salud laborista, dijo que la severa falta de empleados era la principal razón de las fallas en el Stafford Hospital, que desde entonces ha reclutado a 140 enfermeras adicionales.