Martes, 8 de Junio de 2010

Exitosos esfuerzos para aumentar donación de órganos en minorías

Reuters ·08/06/2010 - 17:40h

La cantidad de grupos minoritarios que donan órganos en Estados Unidos creció en los últimos 20 años gracias al esfuerzo educativo nacional para generar conciencia, de acuerdo a un nuevo estudio.

Desde que se comenzaron a realizar los trasplantes en la década de 1950, la oferta de donantes siempre ha sido más baja que la demanda.

El problema es más grave en los afroamericanos, que son, por ejemplo, tres veces más propensos que los blancos a tener enfermedad renal y representan apenas un tercio de la lista de espera de trasplante de riñón.

Dado que los trasplantes son más exitosos cuanto más genéticamente parecidos son el donante y el receptor, es preferible que ambos sean de la misma etnia. Pero, históricamente, las donaciones de órganos entre los afroamericanos quedaron muy rezagadas.

Ciertos sondeos identificaron varios motivos de este déficit, como la falta de consciencia de la necesidad de donantes, la desconfianza en los médicos y la creencia de que la religión desaprueba la donación (aunque la mayoría de las religiones no tiene normas que la impidan).

En la década de 1990, se lanzó el Programa Nacional de Educación de Trasplantes de Tejidos y Organos para las Minorías (MOTTEP por su sigla en inglés), con el fin de generar consciencia acerca de la necesidad de donantes entre los grupos minoritarios.

Y ese esfuerzo valió la pena, según el estudio dirigido por el fundador de MOTTEP, el doctor Clive Callender, cirujano de la Howard University, en la ciudad de Washington.

Al analizar los datos de United Network for Organ Sharing (UNOS), el equipo halló que, entre 1990 y el 2008, los porcentajes de donación de las minorías en Estados Unidos se habían duplicado del 15 al 30 por ciento de las donaciones totales.

La tasa de los donantes afroamericanos se duplicó en ese período, de 22 donantes por millón a 53/millón. En tanto, las tasas en los hispanos pasaron de 23 a 50/millón, y en los asiáticos, de 10 a 35/millón. Los resultados aparecieron en el Journal of the American College of Surgeons.

MOTTEP realiza campañas mediáticas y trabaja con varias organizaciones locales, incluidas las escuelas y los grupos sociales y religiosos, para fomentar el incremento de la oferta de donantes.

Además, entrena a las minorías para enseñarles cómo reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad renal, por ejemplo, controlando la presión, bajando de peso, comiendo mejor y haciendo ejercicio.

Los resultados, para el equipo, indican que los programas están dando resultado.

Junto con los datos de UNOS, el equipo analizó los resultados de encuestas a casi 6.800 participantes de entre 12 y 18 años, de los programas de MOTTEP.

Los adolescentes conocían mucho más sobre la insuficiencia renal, la donación de órganos y tejido, y manifestaron su deseo de ser futuros donantes.

Pero, a pesar de este avance, la falta de donantes sigue siendo el principal problema para realizar los trasplantes. Según UNOS, hay más de 107.000 estadounidenses en lista de espera en el país, de los cuales unos 85.000 están esperando un donante compatible de riñón.

A fines del 2009, los afroamericanos, hispanos y asiáticos de Estados Unidos correspondían al 61 por ciento de la lista de espera nacional de trasplante renal.

Se puede optar por ser donante al solicitar o renovar la licencia de conducir, o mediante la inscripción en el registro de donantes de cada estado.

FUENTE: Journal of the American College of Surgeons, mayo del 2010.