Archivo de Público
Martes, 8 de Junio de 2010

Fármaco económico para gota sirve para dolor cardíaco: estudio

Reuters ·08/06/2010 - 15:03h

Por Kate Kelland

Un fármaco usado desde hace más de 40 años para tratar la gota podría ser una alternativa económica a los medicamentos más modernos de Roche y Servier para los pacientes con dolor de pecho crónico, dijeron científicos el martes.

Investigadores de la University of Dundee dijeron que allopurinol, un fármaco genérico usado para tratar la gota, ayudó a las personas con angina a ejercitar más y a demorar el tiempo de inicio del dolor de pecho.

"Lo emocionante es que parece que allopurinol podría proteger al corazón de la falta de oxígeno", dijo Peter Weissberg, director médico de la Fundación Británica del Corazón, que financió el estudio.

"Si eso es así, aumenta la probabilidad de que pueda ayudar al corazón en otras situaciones, como después de un ataque cardíaco", agregó.

La angina es el síntoma más común de la enfermedad cardíaca, y afecta a alrededor de 2 millones de personas en Gran Bretaña y a varios millones en todo el mundo. La condición provoca un fuerte dolor en el pecho durante el ejercicio físico.

Allan Struthers, de la University of Dundeem, y su equipo indicaron a 65 pacientes con angina crónica que caminen en una cinta luego de darles allopurinol o un placebo. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista médica The Lancet el martes.

Los pacientes que tomaron el fármaco pudieron caminar durante 25 minutos antes de sentir dolor en el pecho. Y sus electrocardiogramas mostraron que allopurinol permitía al corazón funcionar durante más tiempo antes de dar señales de falta de oxígeno.

"Allopurinol es económico en comparación con algunos otros fármacos antianginosos", escribió Struthers en el estudio, y también tiene "un registro favorable de seguridad a largo plazo", agregó.

El equipo lo comparó con Ranexa, o ranolazine, de Roche y Gilead Sciences, y con ivabradina, vendidos bajo los nombres de Corlentor y Coraxan por Servier, la mayor compañía farmacéutica privada de Francia.

Struthers agregó que, en comparación con otros antianginosos más antiguos como los nitratos y los betabloqueadores, los pacientes toleraron mejor el allopurinol porque no reduce la presión arterial ni el ritmo cardíaco.

También tiene menos efectos adversos como dolores de cabeza y cansancio, que a menudo ocurren con otros medicamentos.

Weissberg dijo que, pese a que existen varios medicamentos efectivos para controlar la angina, es "práctico que los médicos tengan otra opción para los pacientes que no responden bien a los medicamentos existentes".