Domingo, 6 de Junio de 2010

Karzai destituye al ministro de Interior y al jefe de Inteligencia

Por no haber podido evitar los ataques contra la asamblea de paz de Kabul, según un comunicado del Palacio Presidencial afgano

EFE ·06/06/2010 - 16:28h

REUTERS - El presidente afgano Hamid Karzai.

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha destituido al ministro de Interior, Mohamed Hanif Atmar, y al jefe de los servicios secretos, Amrulá Saleh, por no haber podido evitar los ataques contra la "jirga" o asamblea de paz que se celebró en Kabul entre el miércoles y viernes pasados.

En un comunicado, el Palacio Presidencial informó de que Karzai pidió explicaciones a ambos sobre los ataques talibanes contra la "jirga". "Dado que las explicaciones ofrecidas por el ministro de Interior y el director de Seguridad Nacional no fueron convincentes, el presidente Karzai aceptó la dimisión de ambos", reza la nota.

El actual viceministro de Interior, Munir Mangal, reemplazará a su superior inmediato, mientras que Ebrahim Spinzada asumirá la jefatura de los servicios secretos, ambos de forma provisional hasta que se designe a otros sustitutos.

Durante la inauguración de la "jirga", el miércoles, un cohete cayó en el área de Badam Bagh, a unos 600 metros de la carpa habilitada para la reunión, justo cuando Karzai pronunciaba su discurso de apertura del evento.

"Siéntense, todo va bien -conminó entonces Karzai a los delegados-. Estamos acostumbrados a esto. Todo el mundo lo está, incluso mi hijo de tres años". Poco después, otro proyectil llegó a penetrar en el recinto, a unos 50 metros de la tienda de campaña que congregaba a los 1.600 delegados, sin víctimas en ambos casos.

Lanzamiento de proyectiles

Las autoridades afganas dijeron el mismo día haber abortado un asalto suicida al haber matado a dos insurgentes y arrestado a un tercero equipados con lanzagranadas y chalecos explosivos adosados a sus cuerpos.

Uno de los insurgentes llegó a ser detenido cuando ya estaba dentro de la tienda de la asamblea

En una rueda de prensa, el portavoz de Interior, Zemarai Bashary, amplió hoy que las fuerzas afganas arrestaron a un total de 15 talibanes que se habían dividido en tres comandos para atacar la "jirga".

Uno de los insurgentes llegó a ser detenido cuando ya estaba dentro de la tienda de la asamblea, según Bashary, quien dijo que nueve de los integristas iban armados con ametralladoras y chalecos suicidas. Tres de los atacantes, que fueron arrestados entre el 31 de mayo y el 4 de junio, proceden de "Pakistán, Tayikistán y Rusia", detalló.

Bashary agregó que, antes de la reunión, las fuerzas de seguridad localizaron un total de 700 proyectiles enterrados con un dispositivo para ser activados por control remoto e impactar contra la "jirga". Pese a todo, los 15.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas desplegados con motivo de la "jirga" no pudieron evitar el lanzamiento de dos proyectiles.