Archivo de Público
Viernes, 4 de Junio de 2010

Parche de hormonas sería más seguro para la mujer: estudio

Reuters ·04/06/2010 - 13:41h

Por Maggie Fox

Las mujeres que quieren usar la terapia de reemplazo de hormonas (HRT por su sigla en inglés) serían menos propensas a sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) si usan parches con bajas dosis en vez de píldoras, dijeron investigadores canadienses.

Su estudio de mujeres británicas mostró que aquellos que usaron parches de estrógeno para controlar los síntomas de la menopausia no registraron un mayor riesgo de ACV que aquellas que no usaron la HRT.

La investigación, publicada en el British Medical Journal, se suma a un muy creciente cuerpo de evidencias que podrían rehabilitar el uso de la terapia hormonal, que sufrió un duro revés luego de la publicación del estudio Women's Health Initiative que halló un mayor riesgo de cáncer de ovario y de mama, de ACV y otros problemas de salud.

Pero muchos expertos que estudiaron la HRT dijeron que existían algunas pruebas que sugerían que si las mujeres tomaban una dosis menor y si lo hacían mediante otro mecanismo distinto a las píldoras, los riesgos podían no ser tan altos.

Samy Suissa, de la McGill University, en Montreal, y su equipo usaron una base de datos nacional de Gran Bretaña para identificar a 15.700 mujeres de más de 50 años que habían tenido ACV y casi 60.000 que no lo habían sufrido.

Las participantes que usaron parches transdérmicos tuvieron casi el mismo riesgo de ACV que las mujeres que no hicieron la terapia.

"Creo que estos son resultados promisorios", dijo la doctora JoAnn Manson, del Brigham and Women's Hospital y la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, que ayudó a liderar el Women's Health Initiative y no estuvo involucrada en el estudio de Suissa.

El equipo canadiense detectó que al 7,7 por ciento de las pacientes con ACV se les había recetado alguna forma de HRT el año anterior de sufrir el ataque. Y el 6,9 por ciento de las mujeres que no tuvo un ACV realizo algún tipo de terapia hormonal.

"El riesgo de ACV no aumentó con el uso de parches con bajas dosis de estrógeno en comparación con las que no lo usaron, mientras que el riesgo aumentó con altas dosis", escribió el equipo de Suissa.

Las píldoras de HRT incrementaron la probabilidad de sufrir un ACV entre un 25 y un 30 por ciento y los parches con altas dosis, un 88 por ciento.

Al proporcionar bajas dosis de hormonas a través de la piel, se evita pasar por el hígado y se pueden reducir los efectos en todo el cuerpo, dijo el equipo en su reporte, que está disponible en http://www.bmj.com/cgi/doi/10.1136/bmj.c2519.

La menopausia puede causar síntomas graves, como sofocones debilitantes, problemas para dormir y falta de energía. Las mujeres también se vuelven más susceptibles a la enfermedad cardíaca, la osteoporosis y algunos cánceres.

Los fabricantes de parches de HRT incluyen a Novogyne, un emprendimiento conjunto de Novartis Pharmaceuticals Corp y Noven Pharmaceuticals Inc, que fue adquirido el año pasado por la japonesa Hisamitsu Pharmaceutical Co Inc; y Janssen-Cilag, parte de Johnson & Johnson.