Jueves, 3 de Junio de 2010

El aborto tardío aumenta el riesgo de sufrir nuevos abortos

Reuters ·03/06/2010 - 18:57h

Por Anne Harding

Las embarazadas que se realizan un aborto en el segundo trimestre son más propensas que las que lo hacen antes a sufrir nuevas interrupciones del embarazo.

Y las que tienen una primera intervención tardía son mucho más propensas a tener un segundo aborto tardío, señaló el equipo de Oskari Heikinheimo, del Hospital Universitario Helsinki, en Finlandia.

Tener menos de 20 años aumenta el riesgo de sufrir abortos reiterados y nuevas interrupciones tardías.

Cuanto más avanzado es un embarazo, más riesgoso es abortarlo, escribió el equipo en American Journal of Obstetrics & Gynecology.

"Varios estudios habían demostrado que cuanto más tarde se realiza un aborto, mayor es el riesgo de sufrir complicaciones", explicó Heikinheimo a Reuters Health. "Los problemas más frecuentes son las hemorragias y las infecciones", agregó.

El aborto sigue siendo muy común en el mundo, aun cuando existen cada vez mejores opciones anticonceptivas. Entre el 5 y el 10 por ciento de las interrupciones son practicadas en una etapa avanzada (13 semanas o más). Entre el 30 y el 47 por ciento de las mujeres que tienen un aborto volverán a tener otro.

Para comprender mejor qué causa la repetición de un aborto y los factores de riesgo de abortar después del primer trimestre de gestación, el equipo estudió a 41.750 mujeres en Finlandia que habían interrumpido un embarazo entre el 2000 y el 2005, de las cuales 1.900 lo habían hecho en el segundo trimestre.

A diferencia de las mujeres que habían terminado su embarazo en el primer trimestre, las que se habían realizado el aborto en el segundo trimestre eran un 40 por ciento más propensas a tener un segundo aborto antes de fines del 2006.

Además, tenían el cuádruple de posibilidades de tener un segundo aborto tardío. Y las menores de 20 años eran siete veces más propensas que las mayores a sufrir abortos reiterados.

La falta de posibilidad de realizarse la práctica no influyó en si la mujer se había realizado o no un aborto tardío, ya que las leyes en Finlandia estipulan que "no deben existir demoras innecesarias" en la realización de un aborto cuando una mujer decide solicitarlo.

Casi todos los abortos registrados en el estudio se habían realizado en hospitales públicos.

"El aborto tardío sería un 'marcador' de la dificultad que tiene una mujer para manejar su vida", dijo Heikinheimo. "De modo que necesitan una atención especial, incluido un acceso amigable a los servicios de salud reproductiva y de entrega gratuita de anticonceptivos", agregó.

La mejor estrategia para ayudar a las mujeres en riesgo y evitar la repetición de abortos, indicó, es incorporar la terapia y un mejor acceso a métodos anticonceptivos reversibles y de larga acción.

"Las jóvenes sexualmente activas y muy fértiles necesitan servicios de alta calidad y métodos anticonceptivos efectivos", señaló. "El acceso debe ser más simple", concluyó.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology, online 4 de mayo del 2010.