Archivo de Público
Jueves, 3 de Junio de 2010

Asocian consumo de hamburguesa con riesgo de asma infantil

Reuters ·03/06/2010 - 14:03h

Por Kate Kelland

Los niños que comen tres hamburguesas o más por semana tendrían un mayor riesgo de sufrir asma y dificultades respiratorias, pero una dieta rica en frutas y pescado parece eliminar ese incremento, de acuerdo a un gran estudio internacional.

Investigadores de Alemania, España y Gran Bretaña que estudiaron datos de 50.000 niños en todo el mundo hallaron que la asociación entre las hamburguesas y el asma era más fuerte en las naciones ricas, donde las dietas tienen altos niveles de comida chatarra.

Comer mucha carne no tiene un impacto en la prevalencia del asma, de acuerdo a los científicos que condujeron el estudio. Aun así, el consumo frecuente de hamburguesas puede indicar la presencia de otros factores del estilo de vida que elevan el riesgo de asma.

"Esta es una señal de que la relación no está fuertemente ligada con la comida, sino que las hamburguesas son precursoras de otros factores del estilo de vida y el medio ambiente, como la obesidad y el sedentarismo", dijo Gabriele Nagel, del Instituto de Epidemiología de la Universidad Ulm, en Alemania, que lideró el estudio.

Sin embargo, agregó que existieron asociaciones "posiblemente biológicas" entre los posibles efectos de una dieta saludable, que podrían deberse a los antioxidantes hallados en las frutas y verduras, y los ácidos grasos poliinsaturados omega 3, que tienen propiedades antiinflamatorias.

"Las frutas y verduras contienen antioxidantes y otros factores biológicamente activos que podrían contribuir al efecto favorable (...) en el asma", dijo Nagel.

En particular, añadió, los alimentos ricos en vitamina C fueron asociados a una mejor función pulmonar y menos síntomas de asma.

Alrededor de 1,1 millones de niños actualmente reciben tratamiento por asma en Gran Bretaña, mientras que en Estados Unidos es la enfermedad infantil crónica más común, con unos 10 millones de casos.

El equipo de Nagel analizó datos de 50.000 niños de 8 a 12 años de 20 países ricos y pobres de todo el mundo. Si bien la dieta no fue asociada con una mayor tendencia a las alergias en general, sí pareció influir en la prevalencia del asma y las dificultades respiratorias.

"En general, el consumo más frecuente de frutas, verduras y pescado estuvo relacionado con una baja prevalencia del asma, mientras que una fuerte presencia de hamburguesas en la dieta estuvo asociada con una mayor prevalencia", escribieron en el estudio, que fue publicado en Thorax, un título del British Medical Journal.

La investigación se sumó a un creciente cuerpo de evidencia que muestra los beneficios de la llamada dieta Mediterránea, rica en frutas, verduras, granos integrales, nueces y pescado, que incluye un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer y depresión.