Archivo de Público
Miércoles, 2 de Junio de 2010

Periodistas australianos denuncian abusos del Ejército israelí en abordaje

EFE ·02/06/2010 - 11:30h

EFE - El autor sueco Henning Mankell habla con la prensa ayer martes 1 de junio de 2010, al llegar al aeropuerto Landvetter, a las afueras de Gotemburgo (Suecia), tras ser deportado de Israel. Mankell es uno de los 11 ciudadanos de nacionalidad sueca que viaja en la flotilla humanitaria atacada por Israel.

Dos periodistas australianos que viajaban en la "Flotilla de la Amistad" denunciaron hoy los abusos cometidos por los soldados israelíes durante el asalto a los barcos con ayuda humanitaria destinada a Gaza, en el que murieron nueve personas.

El corresponsal Paul McGeough y la fotógrafa Kate Geragthy, deportados esta madrugada a Turquía, indicaron a la prensa de su país que los militares atacaron a activistas desarmados, aunque en su caso no utilizaron munición real.

Geragthy relató que sintió dolor y mareos cuando los soldados la asaltaron con pistolas eléctricas antes de arrestarla y que le arrancaron las cámaras de fotos, aunque sabían que eran reporteros.

Al menos nueve activistas de derechos humanos murieron durante el asalto, mientras el número de heridos asciende a 38 activistas internacionales y cinco soldados israelíes, según diversas fuentes.

El abordaje se produjo en la madrugada del pasado lunes cuando las seis embarcaciones de la "Flotilla de la Amistad" se disponían a romper el bloqueo israelí a Gaza para repartir ayuda humanitaria.

Viajaban a bordo más de 750 activistas de 60 nacionalidades, entre ellos varios diputados europeos y la Nobel de la Paz norirlandesa Mairead Corrigan Maguire.

Las autoridades de Israel insisten en que algunos activistas atacaron con armas de fuego a los soldados y que el bloqueo es la única manera de evitar que las armas iraníes lleguen a los militantes de Hamás en la franja palestina. EFE