Miércoles, 2 de Junio de 2010

Test de orina mejora diagnóstico de próstata: estudio

Reuters ·02/06/2010 - 13:25h

Por Maggie Fox

Un test de orina puede ayudar a los médicos a detectar mejor el cáncer de próstata que el uso exclusivo de un análisis de sangre o un examen rectal, reportaron investigadores estadounidenses.

El equipo dijo que el test PCA3 Progensa de Gen Probe identificó alrededor de la mitad de los casos reales de cáncer de próstata en los hombres que tenían niveles de PSA o exámenes rectales digitales anormales, y hallaron una tasa de "falsos positivos" del 20 por ciento.

"Eso es bastante bueno", dijo el doctor David Crawford, de la Escuela de Medicina de la University of Colorado, que ayudó a dirigir el estudio.

Intentar diagnosticar el cáncer de próstata es una de las tareas más difíciles para un médico. La próstata es una glándula con forma de nuez que produce semen y a la cual es difícil acceder.

Los exámenes rectales digitales pueden indicar a un especialista que la próstata se está agrandando, pero eso ocurre no sólo con el cáncer, sino también con la edad.

Un análisis de sangre para detectar el antígeno prostático específico (PSA por su sigla en inglés) muestra cuando los niveles suben, pero esta sustancia también aumenta con el agrandamiento normal de la próstata o cuando la glándula está inflamada por una infección.

Además de ser difícil y dolorosa, con una biopsia se puede extraer una porción de la próstata sana, sin siquiera detectar los tumores.

El test Progensa busca un material genético llamado PCA3. Es una franja de ARN que no parece tener ninguna función pero que se torna hiperactiva ante la presencia de un cáncer. Tocar levemente la próstata puede provocar su liberación y luego puede ser detectada en la orina usando el test.

Crawford y su equipo utilizaron Progensa en alrededor de 1.900 hombres con niveles altos de PSA, un examen rectal digital anormal o ambos, que tenían programada una biopsia.

"Se refleja en la agresividad del cáncer", dijo Crawford. "Si el paciente no tenía cáncer, el PCA3 era de 25 o 20. Si existían precursores como un PIN (neoplasia intraepitelial prostática) de grado alto, el puntaje era de 38 a 40, y si el hombre tenía cáncer era de 50 a 55", explicó.

El test tuvo una especificidad del 78 por ciento, lo que significa que el 78 por ciento de los hombres cuyo examen dio positivo para el cáncer, realmente tenía la enfermedad. En cambio, el examen de PSA sólo tiene una precisión del 21 por ciento, dijeron los investigadores en una reunión de la Asociación Estadounidense de Urología, en San Francisco.

"Si el PCA3 es anormal, por encima de 35, existe un 80 por ciento de probabilidad de tener cáncer", dijo Crawford.

El test tuvo una sensibilidad del 49 por ciento, es decir, identificó correctamente el 49 por ciento de los cánceres. Eso implica que es mucho menos sensible que el PSA, que detecta el 87 por ciento de los tumores.

Pero si ambos fueran usados juntos, podrían ayudar a descartar la realización innecesaria de rayos o cirugía.

El uso del test fue aprobado en Europa en el 2006, pero aún no está autorizado en Estados Unidos.